La confluencia de izquierdas plantea una tasa turística

Á. de la Paz
-

El candidato de Unidas Podemos Izquierda Unidas, José María Fernández, abre la posibilidad de implantar un tributo de carácter finalista cuya recaudación redundaría en inversiones públicas para el turismo

La confluencia de izquierdas plantea una tasa turística - Foto: Yolanda Lancha

La candidatura de Unidas Podemos Izquierda Unida apunta a la implantación de una tasa turística finalista como fórmula para la sostenibilidad de esta actividad económica en la ciudad. El número uno de la lista de izquierda a la alcaldía, José María Fernández, propone regular la llegada de viajeros y su impacto en la vida de los vecinos a través de una cantidad «pactada» que no «perjudique al turismo». Este gravamen, similar a los que ya se cobran en las Islas Baleares o Barcelona, se añadiría a la factura que los hoteles giran a sus clientes. La recaudación municipal por este tributo no se quedaría en las arcas locales, sino que revertiría en la inversión pública «de la industria turística». La idea que plantea la confluencia implica compensaciones a aquellos negocios afectados por la exacción a través del gasto del Ayuntamiento.
Unidas por Toledo celebró un acto público con los vecinos del Casco histórico y desgranó sus principales proyectos para el barrio, una batería de propósitos que se sostienen sobre cuatro ejes principales: el río, la recogida de residuos, las dotaciones sanitarias y la sostenibilidad del turismo. Fernández mostró su deseo de transformar la realidad de una zona que sigue perdiendo población y en la que proliferan los pisos turísticos. «Es tiempo de que las propuestas salgan a la calle, que el programa salga de los papeles a las plazas», aseguró. La formación tendrá eventos similares en el resto de barrios toledanos en los próximos días.
Desde la plataforma con que las izquierdas concurrirán a la alcaldía de Toledo trabajan en favor de «una ciudad que no sea rehén de un turismo insostenible». Entre sus objetivos programáticos figura el cambio de ubicación del tren y el autobús turístico «para evitar problemas de tráfico y seguridad vial». Fernández alertó de los riesgos que provoca la masificación en algunos momentos y puntos concretos.
Asimismo, la candidatura que encabeza Fernández asume la necesidad de regular desde la Administración municipal los precios de los arrendamientos en el Casco histórico, tratando de frenar la subida registrada en los últimos años y la competencia del mercado de los pisos de alquiler. «El alquiler en el Casco no puede estar por encima de los habitantes del Casco ni de sus derechos», indicó Fernández.