Indulto para un ARCO marcado por la polémica

SPC
-

Los primeros coleccionistas de la feria interesados en la compra del ninot del Rey de Sierra y Merino piden no quemar la obra, una cláusula «innegociable» fijada por el propio artista

Indulto para un ARCO marcado por la polémica - Foto: Sabela Llerena

Un ninot de Felipe VI, una escultura de Franco metida en una nevera, un listado de reyes presidido por el Monarca español ... La feria de arte contemporáneo ARCOmadrid abrió ayer sus puertas a los coleccionistas, envuelta de nuevo en la polémica con este listado de propuestas que se mueven entre la denuncia, la provocación y el mal gusto. Una primera jornada de la 38 edición de la cita en la que se notó mayor afluencia de público en Ifema que otros años y en la que hubo una especial atención mediática por la pieza de Santiago Sierra y Eugenio Merino, así como por la conferencia inaugural a cargo de Mario Vargas Llosa, el año en el que Perú es el país invitado al evento. 
Las primeras ventas se produjeron nada más arrancar la feria, pero ni el polémico ninot ni el Miró de cuatro millones de euros -una de las obras más caras de esta edición-, tienen aún comprador. Sobre la escultura del Monarca, hay varias ofertas sobre la mesa, todas ellas internacionales, y una de mayor peso procedente de un museo panameño, como desvelaron desde la galería italiana Prometeo. 
Sin embargo, los primeros coleccionistas de ARCO interesados en la compra del ninot quieren «indultar» su quema, una cláusula «innegociable» según explicó un portavoz de sus creadores. 
Precisamente, los Reyes de España, Felipe VI y Doña Letizia, presidirán hoy junto al jefe del Ejecutivo del Perú, Martín Vizcarra, y la primera dama del país, Maribel Díaz, la apertura de la feria al público.