La obra en Entretorres permitirá conocerlo desde el exterior

Lola Morán Fdez.
-

El proyecto estará adjudicado a finales de mes y se prevé que las obras arranquen a mediados de octubre para poder estrenar la nueva imagen a inicios de 2021

La obra en Entretorres permitirá conocerlo desde el exterior - Foto: Manu Reino

La intervención en el entorno del yacimiento arqueológico de Entretorres dará comienzo el próximo mes de octubre y permitirá visitar e interpretar el yacimiento desde el exterior con un proyecto en el que prima la peatonalización y que contempla la creación de varios miradores.
El concejal de Patrimonio y Política Medioambiental Sostenible, Sergio de la Llave, explicó que en estos momentos se están valorando las ofertas que se han presentado al proceso de adjudicación de las obras, con lo que se prevé que a finales de mes podría estar adjudicada la actuación y los trabajos podrían arrancar a mediados de octubre. El plazo de ejecución es de tres meses, si bien todo dependerá de condicionantes externos como las condiciones climáticas o los mismos restos arqueológicos. con ello, si los plazos se van cumpliendo, la zona podría estrenar nueva imagen a principios del próximo año 2021.
Esta intervención se hará con cargo al convenio suscrito por parte del Ayuntamiento de Talavera con la Diputación Provincial de Toledo, dotado con 250.000 euros.
Como señaló el concejal, en esta ocasión, se ha optado por «empezar al revés»y en lugar de rehabilitar el interior y terminar de excavarlo, se dará prioridad a una actuación «más de paisaje urbano» dado que el yacimiento, desde que comenzaron las excavaciones hace justo 20 años, se encuentra en un estado semejante. Esta actuación estará por tanto enfocada «a crear un entorno mucho más agradable para el viandante, para los ciudadanos, para la gente que venga a visitar la ciudad y que pueda ir realizando ese recorrido del primer recinto amurallado».
Sobre este punto, el concejal recalcó que Entretorres es «un espacio que se ha quedado marginado en los últimos diez años lamentablemente» y por ello se quieren retomar las actuaciones en este punto de la ciudad, con las que «va a ganar bastante».
Para ello se ha redactado un nuevo proyecto, a pesar de que en su día ya se hizo uno, puesto que «los tiempos han ido cambiando, las realidades ya son otras, ahora somos Conjunto Histórico y los planteamientos que se hicieron por entonces ahora no nos parecen lo más acordes, sobre todo por impacto visual». En relación a este punto se refirió en concreto a un sistema de pasarelas en el interior del yacimiento, mientras que el proyecto nuevo reajusta este planteamiento y lo adapta permitiendo además que sea «infinitamente más barato».
«Lo que se propone en vez de visitar el yacimiento desde su interior es interpretarlo y visitarlo desde el exterior», explicó el edil.
La intervención consistirá en el vallado del perímetro del yacimiento de Entretorres y se plantean fases posteriores para, de un lado, continuar con la investigación arqueológica, y de otro lado, su puesta en valor. Con esto último se pretende «dejar visualmente el interior del espacio acondicionado y que facilite la lectura a los visitantes de qué funcionamiento ha tenido todo este espacio a lo largo del tiempo».
El proyecto dará prioridad a la peatonalización y comunicará el paso peatonal que hay en uno de los laterales con la calle San Clemente, al que se cambiará la pavimentación y se dotará de mayor anchura. Se llevará a cabo también un nuevo vallado uniforme en todo Entretorres, con casi total seguridad metálico aunque no se descarta algún tipo de detalle en madera y se crearán algunos espacios abiertos además de un par de miradores para que los visitantes  «puedan acercarse más al yacimiento para poder interpretarlo», a lo que ayudará la nueva cartelería interpretativa para que cierren el recinto  amurallado de la  ciudad.
El edil explicó que este proyecto se ha diseñado pensando en las futuras actuaciones que puedan llevarse a cabo en el propio yacimiento, reiterando que no solo se van a realizar las tareas de la colocación de vallado, miradores y nueva pavimentación, sino que se harán actuaciones puntuales en el interior del propio yacimiento.
Así, está prevista alguna actuación arqueológica de seguimiento y control de obra, además de eliminación de alguna terrera y escombrera, de algunos testigos de tierra que han quedado aislados en algún tramo del yacimiento y eliminación de vegetación, entre otros.
La intención es dar continuidad a esta zona con la de la muralla del Charcón, para permitir una lectura completa de la muralla. Se busca «ayudar al visitante a que entienda a lo largo del recorrido natural, también poderlo hacer de forma peatonal, con lo cual te ayuda a entender los diferentes tramos de la muralla». Algo que podría realizarse bajo un formato de ruta turística en un futuro.
El edil recordó además que se está trabajando en la redacción del Plan Director de Muralla en el que se recogerán las diferentes medidas de rehabilitación y correctoras que habrá que adoptar en el futuro. «Van a quedar programadas para los gestores de años posteriores», dijo el edil, quien recalcó que Talavera contará con «una hoja de ruta» que marque en este sentido cómo actuar en este elemento patrimonial.