De viaje con el colegio 'Madre de la Esperanza'

Lola Morán Fdez.
-

El colegio concertado de educación especial 'Madre de la Esperanza' celebra desde ayer y hasta mañana en el paseo de los Arqueros la II Feria de Turismo Accesible, de 10 a 13:30 horas

De viaje con el colegio ‘Madre de la Esperanza’

El paseo de los Arqueros se ha convertido estos días en un espacio de encuentro para todos aquellos a los que les gusta viajar. Allí se desarrolla desde ayer y hasta mañana la II Feria de Turismo Accesible organizada por el colegio ‘Madre de la Esperanza’. Esta feria parte del trabajo que a lo largo del curso se trabaja en este centro concertado de educación especial, con contenidos curriculares sobre el país. En este caso, se ha trabajado sobre las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Galicia, a cada una de las cuales se dedica un stand. Se ha hecho «un guiño especial» a Talavera, según explicó ayer a este diario la directora pedagógica del colegio, Marta Monterrubio García.
Para esta feria, el alumnado de este colegio adapta folletos con la información básica de ocio, patrimonio, tradiciones y gastronomía de cada una de las provincias de las comunidades autónomas protagonistas. Los alumnos «son los que investigan» y buscan la información para seleccionar el contenido que se plasma después en folletos. Les sirve de aprendizaje de todos estos conocimientos «de una forma más activa».
Estos folletos adaptados se ofrecen a los visitantes de la feria. En ella, se puede hacer la ‘ruta del aprendizaje’?, por la que pasan los alumnos de los colegios inscritos, y en la que los ‘técnicos de Turismo’ del ‘Madre de la Esperanza’ se ocupan de explicar todo lo relacionado con cada una de las provincias.
«Es como un mini Fitur», explicó la directora pedagógica, quien precisó que en esta Feria la información que se facilita contiene pictogramas e imágenes reales de los elementos que se quieren destacar. Sobre esta cuestión, recordó que muchos de los alumnos de este colegio tienen discapacidad intelectual, TEA o no tienen un acceso a la lectura fluido, por lo que se recurre de manera frecuente a las imágenes y a los apoyos visuales «para que puedan acceder de manera autónoma a todo ese contenido, puedan aprender y disfrutar de ello».
Además de todo el conocimiento que adquieren en este proceso, el alumnado encuentra en la feria una oportunidad para «empoderarse como personas». Así, «ser los protagonistas y que se les valore tanto como se les valora, porque aquí demuestran todo lo que son capaces de hacer, ellos están encantados de poder hacerlo y compartirlo con los demás», explicó.
De hecho, esta feria pretende demostrar que este alumnado tiene «muchas capacidades» y que si bien «a veces necesita apoyo en ciertas materias o ámbitos de su vida, puede desarrollar, vivir y compartir como el resto de personas».
Asimismo, la feria pretende promocionar el «turismo accesible», porque «a todos nos gusta viajar, y si yo tengo una capacidad diferente y necesito un poco de apoyo, es el entorno el que me tiene que facilitar esos apoyos para que yo pueda disfrutar como otra persona cualquiera».
Además, se puede participar en diferentes talleres y actividades en los que se trabaja la inclusión del alumnado con los de otros centros participantes. Hay actividades que abarcan desde magia y papiroflexia a otros como una yincana viajera, de manualidades y pasapalabra.
La feria continuará hoy y mañana de 10 a 13,30 horas y ofrece además degustaciones de productos típicos de estas comunidades. Ayer visitaron la feria tanto el alcalde, Jaime Ramos, como la consejera de Fomento, Agustina García, entre otros.