Urbanismo concede licencia a las rampas de Alberche 5 y 11

J Monroy
-

El problema era que las rampas tienen que invadir vía pública. Los técnicos han buscado una solución y la comunidad tendrá que contratar a la constructora que marque el Consistorio

Urbanismo concede licencia a las rampas de Alberche 5 y 11 - Foto: Ví­ctor Ballesteros

J. Monroy / Toledo
Urbanismo ha concedido licencia de obra menor a la comunidad de propietarios Río Alberche 13 para que coloque las dos rampas de salida sendos portales que llevaba solicitando al Ayuntamiento desde el pasado verano.
Tras conocer por este diario el enfado de la comunidad de propietarios por la tardanza del Ayuntamiento en dar una respuesta, García se puso en contacto con su administradora, para comunicarle que todavía se estaba valorando técnicamente una solución. No es que no les hubieran querido responder o recibir, sino que se estaba trabajando. Independientemente de eso, apuntó García, una vez valoradas técnicamente las distintas alternativas, el Ayuntamiento ha concedido las correspondientes licencias.
El problema de estas rampas, apunta el edil, es que conllevan una ocupación de suelo público para que se puedan ejecutar. Los servicios técnicos han dado una solución. Ahora la comunidad deberá pagar la tasa por gestión de las obras y tendrá que contratar para las obras, como ya sabía, Construcciones Antolín García Lozoya, que es la única constructora que puede actuar en vía pública.
García apunta que la intención del Ayuntamiento siempre ha sido tratar de acompasar la accesibilidad universal, con el tránsito en la vía pública, en las mejores condiciones posibles. Esto es lo que se ha estudiado.
Desde el verano. La comunidad de propietarios Río Alberche 13 solicitó permiso al Ayuntamiento para la creación de dos rampas de acceso a la calle el pasado 2 de julio. Desde entonces, ya ha fallecido uno de los posibles beneficiarios, y todavía no ha obtenido respuesta.
En el portal situado en Río Alberche 5 hay tres personas con discapacidad, y en el número 11, había otras tres, hasta que falleció una de ellas. Por esa razón, la comunidad de propietarios, a través de su administradora, pidió por escrito el pasado 2 de julio permiso para la creación de dos rampas de acceso. Se trata de dos rampas, han reconocido siempre, que tendrían que invadir, en parte, el espacio público. De ahí la petición. Eso supone, además, que tendrá que contratar a García Lozoya, como marca el Ayuntamiento, no podrá hacer la obra por su cuenta, lo que posiblemente encarezca la actuación. También lo asumían los vecinos.
Mientras tanto, como no pensaba que la cuestión se fuera a alargar tanto, la comunidad solicitó una ayuda a la Junta de Comunidades para la obra. El problema ahora es que, en caso de concesión positiva, la actuación debería estar completada en octubre del presente año. De ahí las prisas. También criticaban los vecinos que el propio García no les hubiera recibido en reunión.