La precariedad laboral femenina, a debate con 'Las Kellys'

Lola Morán Fdez.
-
La precariedad laboral femenina, a debate con 'Las Kellys'

Ahora Talavera organizó en la semana del Día del Trabajo un acto coloquio en el que se proyectó el documental 'Hotel Explotación: las Kellys' de Georgina Cisquella

La precaridad laboral de las mujeres fue el eje central del acto organizado por Ahora Talavera coincidiendo con la celebración esta semana del Día del Trabajador para exponer la realidad que viven muchas mujeres en sus empleos. Para ello, se proyectó el documental ‘Hotel Explotación; las Kellys’ de la periodista Georgina Cisquella, autora que estuvo presente en el coloquio celebrado en el Centro Cultural ‘Rafael Morales’ la tarde del pasado jueves.
Este acto, como explicó a este diario la candidata de Ahora Talavera a la Alcaldía de la ciudad, Sonsoles Arnao, tenía como objetivo «visibilizar un ámbito laboral que hoy en día está caracterizado por una explotación brutal» y que es «de los más precarios y de los más invibles», como es el de las camareras de piso, conocidas como ‘las Kellys’.
Arnao señaló que su situación es «producto de la externalización y la privatización de esos servicios», y apuntó que esta denuncia se hace extensiva a otros ámbitos que, sin ser el de las camareras de piso, «tienen mucho que ver con ellas», como es el caso del trabajo doméstico, el de cuidados y de limpieza, «altamente precarizado, en el que muchas mujeres es el único recurso que tienen para trabajar», en especial en comarcas y ciudades como Talavera «con un desempleo altísimo».
Este proyecto de Cisquella tuvo sus inicios a finales de 2016, cuando se empezó a hablar de ‘las Kellys’, tal y como recordó a este diario la autora del documental. Contactó con ellas a través de Facebook, red donde comenzó a organizarse este movimiento, y propuso seguirlas. Una de las razones por las que se fijó en este colectivo es «porque ellas simbolizan la precariedad laboral femenina, que no solo atañe a las camareras de piso, sino que hay miles y miles de mujeres en este país como las cuidadoras a domicilio, las que limpian los hospitales o las empleadas de hogar».
Como recalcó, se trata de «mujeres invisibles» que sin embargo «sostienen la economía de este país» y pese a ello «tienen los trabajos peor pagados». 
Para Cisquella, este movimiento es «pionero» dado además el perfil de las camareras de piso, donde abundan las mujeres inmigrantes, de familias monoparentales y con sueldos precarios, algo por lo que destaca además su capacidad a la hora de organizarse y «tomar la iniciativa» para «ser visibles».
La película, producida mediante una campaña de crowfunding y en la que han colaborado destacadas figuras como la directora de cine Isabel Coixet, sirve como «herramienta de reflexión del mercado laboral». «Todo este deteriorio de su trabajo es producto de la reforma laboral», recalcó Cisquella, explicando que con el documental invita a reflexionar «hacia qué mundo laboral tenemos que caminar».
Asimismo, la directora de la película destacó que la industria turística, a pesar de que fue el sector menos afectado por la crisis, «en cambio aprovechó la circunstancia para deteriorar el trabajo». Para Cisquella, si se quiere que la industria turística sea un buque insignia y de calidad «hay que reflexionar sobre cómo hay que tratar a los trabajadores que sustentan un turismo de calidad».
Para la autora, la primera victoria de ‘las Kellys’ ha sido «hacerse visibles», a la que se suman otros pequeños triunfos alcanzados, entre ellos un reconocimiento de las enfermedades laborales. Sin embargo, su gran reivindicación, «no ser externalizadas sino pertenecer a las plantillas de los hoteles», no se ha alcanzado, como tampoco se ha avanzado en cuanto a la sobrecarga de trabajo y la jubilación anticipada, dijo. Así, recordó que el colectivo reclama que todas estas cuestiones queden recogidas en la ‘Ley Kelly’, que «sigue sobre la mesa». «Si no cambia la legislación en este país, va a ser muy difícil que eso cambie», recalcó Cisquella.