Maribel Verdú: "El machismo está en todas partes"

C. S. Jara
-
Maribel Verdú: "El machismo está en todas parte" - Foto: Yolanda Lancha

La actriz admite que existe una explotación erótica del cuerpo de la mujer en el cine: «Yo que me he desnudado tantas veces, ahora mismo diría sí, me desnudo, pero a él que también se le vea todo»

Como una conversación de amigos que se conocen bien se desenvolvió ayer la intervención de la actriz Maribel Verdú en el ‘Foro Ser Mujer’. La otra parte del diálogo fueron el periodista Luis Alegre y el público asistente al acto, en el que la actriz habló de sus orígenes en la interpretación, de sus referentes y, sobre todo, de la experiencia de desenvolverse como mujer en un mundo que, solo en teoría, es más amable. «Aparentemente es más tolerante, con menos prejuicios, pero el machismo y el abuso de poder están en todas partes». 
«A todas nos ha pasado de todo», confesó y no hablaba solo del mundo de la interpretación. Desde que la descubrieron para el cine mientras tomaba una manzanilla en una cafetería, con trece años, hasta ahora, Maribel Verdú, que confiesa sin complejos sus 49 años, ha vivido una carrera intensa; ha trabajado con los principales directores, ha gozado del reconocimiento de su profesión y sigue en papeles de protagonista a una edad en la que muchas actrices se ven relegadas al reparto. Algo muy diferente a lo que ocurre con los actores maduros, más valorados a medida que van cumpliendo años.
Verdú agradece los papeles de «mujer de bandera», heroínas casi, que jalonan su carrera, pero defiende el derecho, y casi el deber, de las actrices a rechazar personajes terribles por estandarizados y por el mensaje que transmiten, para entregarse a otros «llenos de color». Esas mujeres intensas que tantas veces ha interpretado se mostraban a menudo desnudas, una faceta que la actriz asume, igual que la considera ya superada por la edad. «Yo que me he desnudado tantas veces, ahora mismo diría sí, me desnudo, pero que a él se le vea todo». La ocultación de la fisonomía masculina sigue presente en un cine que, sin embargo, explota el erotismo del desnudo femenino. 
un código común. La actriz, que confiesa sentirse más cómoda entre mujeres -«tenemos un código, una manera de entender la vida», dice- ha sido duramente atacada sobre todo por su género, en una de las facetas personales que más se han comentado sobre ella: la renuncia a la maternidad. «La mayor presión ha sido por parte de las mujeres. Me han llegado a insultar, con una violencia bestial», narró sobre el que considera el episodio más grave, pero no el único en el que le han censurado su convicción vital. 
Con 35 años de carrera a sus espaldas, Maribel Verdú no duda cuando la preguntan por referentes personales en su profesión. «Yo con Carmen Maura he aprendido lo más grande, tiene un talento bestial y me siento muy cercana a ella, porque tiene, como yo, un problema con la verdad, que no se corta ni con hacha». «Ella me enseñó que la actitud es el mayor valor en la vida», recalcaba. 
Convencida de que en torno a la igualdad hay que librar una lucha constante, la actriz sí que percibe cambios. El mayor es todavía muy reciente, porque ha llegado a partir del 8 de marzo de 2018. Una fecha con una movilización histórica para reivindicar la igualdad, que ha cambiado percepciones. Desde hace un año, asegura, las mujeres «estamos más protegidas».