Huélamo se estrena como fiscal jefe pidiendo más plantilla

M.G
-
Huélamo se estrena como fiscal jefe pidiendo más plantilla - Foto: David Pérez

Asegura que la plantilla «está al límite» y necesita ampliarse «de forma rápida». También espera «que las nuevas tecnologías faciliten el trabajo y no lo dificulten»

La toma de posesión de un fiscal jefe provincial suele ser un acto protocolario que no se suele salir del guión, pero en esta ocasión la que se ha celebrado hoy en la Audiencia Provincial se ha desligado de esa estudiada solemnidad gracias al discurso ágil, directo y sin dobleces del nuevo fiscal jefe de Toledo, Antonio Huélamo, que sustituye a Luis Ibañez, que ha ejercido el cargo en los últimos cinco años y ha vuelto a la Fiscalía Antidroga de Madrid. El evento también fue novedoso porque es la primera vez que asciende a este cargo un fiscal de la plantilla de Toledo, ya que hasta la fecha los nombramientos eran foráneos.
Huélamo, que lleva casi treinta años trabajando como fiscal en Toledo, la mayor parte en la jurisdicción de Menores, ha ofrecido un discurso valiente, teniendo en cuenta que en estos actos todo suele ser muy correcto, y se ha comprometido a desempeñar su nuevo cargo, al que lleva aspirando años según comentó, «con gran responsabilidad», e insistió: «con toda mi inteligencia y voluntad».
Además, considera «significativo» haberse convertido en el primer fiscal jefe de la plantilla que integra la provincia, con lo que ha aprovechado para lanzar un mensaje a los fiscales«de esperanza y de reconocimiento como muestra de que se valora nuestro trabajo».
Tras defender también que llevará a rajatabla «la unidad de actuación»y defenderá a la plantilla ante «críticas y disensiones», Huélamo se ha estrenado pidiendo a los fiscales de Toledo «ilusión y ganas», pero, sobre todo, ha valorado su trabajo   y el esfuerzo «de una plantilla corta de efectivos» que lleva años realizando su labor sin medios suficientes y actualmente «está al límite».
Por tanto, en presencia de la fiscal general del Estado, María José Segarra, que precisamente le propuso para su nombramiento, Húelamo ha preguntado cuándo se ampliará la plantilla, compuesta por 25 fiscales, dado que el Ministerio de Justicia ha creado tres órganos judiciales más en la provincia y hay partidos judiciales muy saturados desde hace tiempo.
«Necesitamos más plantilla de forma rápida», ha subrayado, aunque sin materializar cuáles son las necesidades. Si bien, la ratio en la provincia de Toledo mantiene 3,5 fiscales por cada 100.000 habitantes cuando la media nacional es de 5,5 fiscales por cada 100.000 habitantes.
Además, Huélamo ha apuntado que trabajará para que la Fiscalía de Toledo se adapte íntegramente a los nuevos medios tecnológicos, aunque también ha dejado caer «que los programas informáticos deben facilitar el trabajo y no dificultarlo» en referencia al proyecto experimental de Fiscalía Digital que ha demostrado desde hace meses lagunas importantes, según dio a conocer el anterior fiscal jefe durante la presentación de la memoria de la Fiscalía hace unas semanas.
El nuevo fiscal jefe ha asegurado que tendrá «las puertas abiertas» tanto para la plantilla de fiscales como para los funcionarios de los distintos partidos judiciales, que comunicará personalmente las medidas que pueda tomar en los próximos años  y realizará «un esfuerzo especial para perseguir actividades delictivas» relacionadas con la violencia de género, la discapacidad, los delitos contra el patrimonio y el Medio Ambiente, el acoso, la trata de seres humanos, que definió como «la esclavitud del siglo XXI, la siniestralidad, los delitos contra la integridad moral y otros que afecten a los colectivos más vulnerables. Junto a este objetivo, ha anunciado que dotará a la Fiscalía  «de un enfoque más social» y estudiará la manera, junto a su plantilla «de reflotar el barco de la Fiscalía y ponerlo a velocidad de crucero», la que mantenía cuando aterrizó como fiscal en Toledo junto al actual teniente fiscal,  José Ignacio Hernández.
El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, Vicente Rouco, también se ha sumado a las palabras de Huélamo sobre «las necesidades de ampliación de la plantilla de fiscales» en la provincia de Toledo y ha dejado entrever que hay «necesidades acuciantes» en el partido judicial de Toledo que afectan también a los fiscales. Por tanto, entiende «que hay que armonizar la carga de trabajo» de estos profesionales y ha agradecido su intensa labor en estos últimos años.
Por último, Rouco ha subrayado en varias ocasiones el clima de cordialidad y «de unidad» ejemplares.