Del BIOS... a la gran pantalla

Leticia G. Colao
-
Del BIOS... a la gran pantalla

15 alumnos del colegio de Educación Especial Bios han realizado el corto 'Corazón de Barro' donde la cerámica y el respeto a los mayores se unen en un trabajo con el que participarán en el 'I Concurso Nacional de Cortos Intergeneracionales

Actores por unos días. Esta ha sido la aventura en la que se han adentrado algunos alumnos del Colegio de Educación Especial Bios de Talavera, con su participación en el ‘I Concurso Nacional de Cortos Intergeneracionales’ de la Fundación Integra+. En un muy breve espacio de tiempo, han sabido ilustrar a la perfección una historia de respeto y admiración hacia las personas mayores, requisito de la convocatoria, aprovechando la condición de Ciudad de la Cerámica para unirlo con el amor por la muestra artesana más talaverana.
El corto ‘Corazón de barro’ dura tres minutos y en ellos, 15 alumnos de TVA (Transición a la Vida Adulta) del Bios se pusieron delante de las cámaras para, con la mejor de las intenciones, destacar la importancia y sabiduría de los más mayores uniéndolo con el arte de la cerámica, visitando y ayudando en la promoción de la exposición ‘aTempora Talavera. 6.000 años de cerámica en Castilla-La Mancha’, que les sirve para iniciar el trabajo documental. Todo, explica el secretario del Bios, Fidel Andrés Rodríguez, con la «ilusión y el cariño» de toda la comunidad educativa del centro.
Allí, en el interior de Santa Catalina, los estudiantes se preguntan para qué sirven los platos y jarrones cerámicos expuestos, momento en el que Armando les enseña un botijo, les dice para qué sirve y les anima a seguirle y comprobar el origen de las piezas talaveranas. Es entonces cuando visitan a Ángel Galán, el último barrero, miembro de la familia y la fábrica de Los Galanes, quienes realizaron infinitas piezas domésticas realizadas en barro que ahora se exponen en el Museo Etnográfico.
Ante la curiosidad de los chicos, Galán les explica en el interior de los hornos que aún se pueden visitar en el Alfar del Carmen, ahora biblioteca, que empezó a los 15 años y que «en una tarde» aprendió el oficio aunque según su padre, «en este trabajo nunca se termina de aprender».  
Tras esto, visitan a Carmen, maestra ceramista del taller de Ruiz de Luna, que además es abuela de Carolina, alumna del colegio. Allí  dan forma a diferentes piezas de barro sorprendiendo a Armando quien, unos días después, comprueba los avances de los chicos en el arte cerámico y su agradecimiento por enseñarles «a valorar con el corazón nuestra historia de barro».
Una historia tierna y cariñosa que surgió de los  mismos estudiantes, reunidos en asamblea con sus profesores donde decidieron qué forma dar al cortometraje.  «Estamos en Talavera», dijeron, «y comenzamos a hilar con Ángel Galán, luego con Carmen, ceramista... fue una unión de ideas», explica el secretario del centro.
Con el argumento en la cabeza, se pusieron a trabajar en el guión ayudados por padres o amigos, también por Armando, uno de los protagonistas que ayudó a los chicos a la hora de ponerse frente a las cámaras, que siempre impresiona. Óscar Heras se encargó de la grabación y el montaje y en dos días estaban todas las imágenes grabadas.
La banda sonora también es importante, ya que el corto del Bios cuenta con música creada especialmente para él por los alumnos de la Escuela Municipal de Música y Danza Eusebio Rubalcaba, guiados por el profesor Arturo Moya.

Proyección en el cine. Con las piezas de ‘aTempora Talavera’ como fondo en el inicio del trabajo y el final de las obras realizadas por ellos mismos, los alumnos del Colegio de Educación Especial Bios ofrecen igualmente su particular homenaje y ayudan en la difusión de la cerámica talaverana, símbolo por excelencia de la ciudad. Además, el objetivo del concurso, «fomentar, reconocer y poner en valor la importancia de las personas mayores en la sociedad», está más que logrado.
‘Corazón de barro’ se ha convertido en una maravillosa iniciativa que se está extendiendo por toda Talavera en busca de los votos agradecidos de la ciudad. Para ello, hay que entrar en Youtube y darle apoyos, ya que el corto con más respaldo tendrá más posibilidades de ganar el premio de 2.000 euros para el centro, aunque será el jurado quien decida los ganadores de cada categoría.
Los alumnos protagonistas vieron además su cortometraje en la gran pantalla de los Cines Artesiete Los Alfares,  proyección a la que incluso asistió el alcalde, Jaime Ramos. La emoción de verse en el cine culminó «una experiencia que les ha encantado» y que quedará para siempre grabada en tres minutos en su memoria y su corazón, su ‘Corazón de Barro’.

Del BIOS...  a la gran pantalla
Del BIOS... a la gran pantalla