Toledo y Talavera se rebelan contra la subida del paro

F. Rodríguez
-
Toledo y Talavera se rebelan contra la subida del paro - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Los dos núcleos urbanos restan parados a sus listas en un mes complicado para el desempleo merced al aumento de contracción en industria y construcción. La provincia suma 289 nuevos parados, hasta los 61.591

El mes de febrero no es propicio para el empleo en la provincia de Toledo. El fin de la temporada de aceituna, principalmente, y la finalización de los contratos temporales firmados para cubrir el periodo de rebajas postnavideño, en menor medida, suponen un duro varapalo para las estadísticas del paro. Por eso, no es de extrañar que los datos ofrecidos ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social depararan la tradicional subida del desempleo con la que se cierra todos los meses de febrero en Toledo desde 7 años.
En total, a 28 de febrero, el número de parados en la provincia asciende a 61.591. La cifra supone un incremento de 289 nuevas personas en situación de desempleo, principalmente pertenecientes al sector de la agricultura (el fin de la recogida de la aceituna deja 407 parados) y al sector servicios (con 153 parados más tras el fin de las rebajas).
Frente al aumento de los parados en agricultura y servicios, así como en el colectivo de personas sin empleo anterior (82 nuevos parados), contrasta el descenso de desempleados en industria (195 parados menos) y construcción (-158), un dato optimista del que han sabido beneficiarse los dos principales núcleos urbanos de la provincia.
Y es que, es curioso que tanto Toledo capital como Talavera de la Reina coincidan en bajada del paro, pero este mes de febrero sí que ha sido propicio para sus intereses.
Toledo cierra el pasado mes un con total de 5.393 parados, lo que supone 12 personas menos en situación de desempleo, una variación del 0,24%.
En Talavera, febrero se ha cerrado con una significativa bajada del número de desempleados, que  ha bajado en 272 personas, un buen dato objetivo en una ciudad muy castigada por el paro. En términos porcentuales, la rebaja del 2,55 por ciento que, a diferencia de otras ocasiones, no se puede atribuir al  efecto de los planes sociales de empleo. El paro, que llegó a superar las 15.000 personas en los peores momentos de la crisis, se sitúa así en la ciudad en 10.396 desempleados.
La situación de Toledo y Talavera, con bajadas del paro, se repite en Albacete ciudad (con 349 parados menos), Ciudad Real (con 118 parados menos) y Cuenca (-79), siendo Guadalajara la única capital de provincia que experimenta una subida en el número de desempleados, con 252 personas más en paro.
Puertollano, un núcleo urbano puramente industrial con muchas similitudes con Talavera, tampoco puede frenar su desempleo y acumula en febrero 51 nuevos parados.
Contratación y afiliación. La caída del número de contratos firmados ha llegado a las 3.526 rúbricas menos en febrero (16.762) que el pasado mes de enero. De esos contratos, solo 1.791 fueron indefinidos (3 más que el mes anterior), frente a una temporalidad que alcanza los 14.071 contratos, 3.529 menos que en enero; muchos de ellos para las rebajas y la aceituna. El número de afiliados a la Seguridad Social en la provincia se queda en 228.500 personas, 339 más que el anterior mes.