Fallece un trabajador tras caerse de un brazo articulado mientras podaba un árbol

J.F.
-

El hombre, de 45 años de edad y trabajador del Ayuntamiento, perdía la vida al precipitarse de una altura de unos seis metros

Los hechos tuvieron lugar en la Avenida de Aranjuez, donde se encuentra la piscina.

Una nueva persona se suma a la triste lista de trabajadores fallecidos en la provincia de Toledo en lo que va de año. En este caso se trata de un hombre de 45 años de edad que perdía la vida en el mediodía de la pasada jornada, en Villamuelas, tras precipitarse de una altura de unos seis metros mientras podaba un árbol en la cesta de  un brazo articulado instalado en un camión.
Según informaron fuentes del teléfono de emergencias 112, los hechos tuvieron lugar sobre las 12,00 horas, en la Avenida Aranjuez de la localidad, donde se encuentra la piscina municipal, y hasta el lugar de los hechos se desplazó un médico de urgencias que poco pudo hacer por salvar la vida de este hombre.
Desde Comisiones Obreras, su responsable en materia de Salud Laboral en la provincia, Ángel Castellanos, indicaba que el sindicato desconoce las causas que provocaron la caída, avanzando que hasta Villamuelas se desplazaron técnicos de la Inspección de Trabajo para investigar los hechos.
Castellanos daba por hecho que se trata de un trabajador del Ayuntamiento y, en este sentido, hacía un llamamiento a las administraciones públicas para que velen por el cumplimiento de las normas en materia de salud laboral, ya que son ellas las que tienen que convertirse en el «ejemplo» para los demás.
A este respecto, agregaba que ya son cinco los fallecidos en lo que va de año, un «mal balance» para el primer año de Gobierno del PSOE, «que no ha sido capaz de poner en marcha ninguna campaña de sensibilización y hace oídos sordos a nuestra petición de crear un Instituto de Seguridad Laboral en Castilla-La Mancha, algo que urge, porque, de lo contrario, la cifra se puede disparar. Hay que intervenir ya», subrayó Castellanos.



Las más vistas