scorecardresearch

Desigual acogida del test de antígenos en las farmacias

Leticia G. Colao
-

Algunas farmacias vendieron todos en pocas horas mientras que otras tienen una venta más lenta. Se pueden hacer en casa pero los positivos se deben confirmar por los servicios médicos.

Desigual aceptación del test de antígenos en las farmacias

Las farmacias ya pueden vender pruebas de autodiagnóstico del Covid-19 sin receta, con las que se quiere favorecer el acceso al mayor número de ciudadanos para aumentar la capacidad diagnóstica del país sin la labor de un profesional sanitario, y ayudar a frenar la pandemia. Tras la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del real decreto aprobado en el Consejo de Ministros, las farmacias los han puesto a la venta, aunque la demanda no ha sido la misma en las diferentes oficinas de Talavera.

Así, mientras que en algunas se agotaron las pruebas a las pocas horas de aprobarse, en otras se han vendido pocas y en algunas otras, las menos, ni siquiera habían llegado los test.

En la farmacia de Pío XII 89, el paquete con una quincena de pruebas se agotó en la misma tarde del martes, horas después de que se publicara en el BOE. «Hoy ya no tenemos ninguna», indicaban a este diario. Las peticiones llegaron incluso antes de que fueran aprobadas, y una vez a la venta, volaron. En este caso, son test de antígenos nasales a un precio de 9,95 euros.

También se han vendido muy bien en la farmacia de la plaza de Santa Leocadia, aquí pruebas bucales y a un precio de 10 euros. Según explicaron a este diario, la demanda fue máxima y sin responder a un perfil claro de edad.

En la farmacia de Plaza de España, Mayo Hierro, han experimentado la misma situación. Muchas peticiones de un ejercicio de prevención a título personal ante posibles contagios, para identificar de forma más rápida sospechas de casos positivos e incluso de asintomáticos. Aquí, agotaron los test de una sola unidad y tan solo les quedaban los que venían con cinco pruebas.

También las tienen en la farmacia de Paseo de la Estación, aunque no ha sido tanta la demanda. Su titular, previsora, indica tener los test desde hace más de un mes aunque sin poder ponerlos a la venta. Una vez aprobado, vendieron tan solo uno en las primeras horas, aunque no se muestra sorprendida. «Entiendo que muchos vecinos si tienen sospechas, llaman a su médico y les hacen la prueba gratis al día siguiente».

Asegura que la prueba es fiable si se hace al quinto día o siguientes del contacto con algún positivo, no antes. El precio aquí es de 8 euros.

También los dispensaban en Farmacia Capitán, donde algunos clientes «los estaban pidiendo desde hace más de una semana».

Sin embargo, los test de autodiagnóstico no habían llegado aún a algunas farmacias de la ciudad por problemas en el reparto. Es el caso de la de Pío XII 32, cuyo titular, Pedro Díaz Rodríguez, aseguraba que Cofares no había hecho la entrega aún por incidencias en el transporte que esperaban resolver cuanto antes.

En cualquier caso, y según indicaron un día antes desde el Ministerio de Sanidad, la labor del ciudadano que se realiza la prueba a título individual no termina aquí si el resultado es positivo. En este caso, debe comprobar de nuevo el diagnóstico ante los servicios sanitarios, y tras su confirmación, los datos de contagios se volcarán al Servicio de Salud Regional y computarán para considerar que la persona indicada ha pasado la enfermedad.

Estos test están dirigidos a toda la población que pueda tener sospechas de haber sufrido un contagio, aunque principalmente son demandados por gente joven, aún sin vacunar o sin completar la pauta, y aquellos que prefieren salir de dudas ante la celebración de algún evento social.