El temor a una indemnización salva los pisos de La Peraleda

LT
-

El concejal de Urbanismo declaró ayer ante las asociaciones de vecinos que la Corporación no quiere viviendas en la Vega Baja ni campos de golf en Pinedo o San Bernardo

Todo el urbanismo desarrollado desde el año 2007 ha quedado sin amparo jurídico con la ejecución de las sentencias judiciales que anulan el Plan de Ordenación Municipal de Toledo capital, incluido el parque comercial La Abadía que ahora mismo no tiene ordenanza que le dé cobertura. En el caso de los sectores residenciales no urbanizados, el único que se va a mantener (resucitará en la siguiente modificación puntual del viejo plan general junto con el suelo industrial) es La Peraleda porque -aunque el Ayuntamiento se lo podría «cargar»- sus promotores tienen derechos adquiridos y anularlo acarrearía «responsabilidades patrimoniales». La Corporación no quiere viviendas en la Vega Baja ni campos de golf en Pinedo o San Bernardo. Son las escasas conclusiones a las que se llegó ayer durante la reunión que mantuvieron representantes de las asociaciones de vecinos con el concejal de Urbanismo y el arquitecto municipal