La Ley de Participación, a punto de ir a Consejo de Gobierno

L.G.E.
-

El vicepresidente segundo de la Junta, José García Molina, asegura que en estos momentos está en el gabinete jurídico

El vicepresidente segundo presidió la reunión en Toledo de la conferencia de la Red de Participación Autonómica - Foto: Ví­ctor Ballesteros

La segunda de las leyes ‘estrella’ de Podemos estaría al caer. Eso es lo que señaló esta tarde el vicepresidente segundo de la Junta, José García Molina, que aseguró que la Ley de Participación está en estos momentos en el gabinete jurídico. «Está a punto de llegar al Consejo de Gobierno», informó, «es la noticia que tenemos».
García Molina hizo estas declaraciones justo antes de comenzar una conferencia en la que se iba a hablar mucho de participación. Se reunían en Toledo cargos públicos y responsables de catorce comunidades autónomas de este ámbito. Se trataba de la séptima conferencia de la Red de Participación, a la que solo faltó Baleares (por un tema de salud) y Galicia y Madrid. García Molina reconoció que estas dos últimas regiones no son muy activas en la Red de Participación.
«Estamos especialmente orgullosos y contentos de que este evento se haga aquí», recalcó García Molina, «pues hace apenas 18 meses no teníamos Dirección General de Participación». Cree que la organización de este evento en Castilla-La Mancha es una muestra del fruto que está dando su trabajo.
Hay que recordar que cuando Podemos entró en el Gobierno a mediados de legislatura, García Molina asumió la Vicepresidencia Segunda en la que se integraba el área de Participación, para la cual hay un director general específico, José Luis García Gascón. «En estos 18 meses hemos trabajado mucho y muy bien en participación, hemos trabajado de manera coordinada con la sociedad civil, con la ciudadanía, de manera participada y participativa», expuso García Molina.
Mañana sacarán conclusiones. La séptima conferencia de la Red de Participación hará evaluación de lo que está haciendo en esta materia y a la vez diseñará una hoja de ruta. «Haremos una evaluación con lo que hemos hecho en este tiempo, poder calibrar cuáles han sido las potencialidades, cuáles han sido los límites y después de esa evaluación, hacer una hoja de ruta de lo que queremos hacer de aquí en adelante», explicó el vicepresidente segundo.
García Molina quiere que esta hoja de ruta sirva también para la legislatura que se abra tras las elecciones en las diferentes comunidades autónomas, incluso aunque se den cambios en los gobiernos. También espera que perdure la herramienta de la Red de Participación. «Ha demostrado ser eficaz», aseguró.