Sin público... y sin Hazard

J.M.F (SPC)
-

Los servicios médicos del Real Madrid descartan que el delantero belga juegue el próximo 'Clásico'

El ariete se perdió en su anterior club, el Chelsea, 20 partidos en siete años, en tanto que en la entidad merengue, en solo uno ha faltado a 30. - Foto: Oli Scarff (SPC)

Sin lugar a dudas, Eden Hazard, el mejor jugador de la Premier League hace dos años y Balón de Plata en el último Mundial, donde guió a Bélgica hasta el tercer puesto, le ha salido ‘rana’ al Real Madrid desde que aterrizó hace dos veranos al Bernabéu con sobrepeso. Yes que, según algunos medios, su presencia en el ‘Clásico’ que se disputará el próximo 24 de octubre en Barcelona está descartada. Como la de aficionados, pues así lo dejó claro ayer la Generalitat catalana.  
Nadie se esperaba que el ‘crack’, de 29 años, iba a tener semejante historial de lesiones. De hecho, en siete años en el Chelsea se perdió 20 partidos, en tanto que en el club blanco ya lleva 30. De hecho, hay un estudio demoledor:cada partido jugado por el ariete le ha costado a las arcas blancas 2,2 millones de euros. Yes que el traspaso llegó hasta los 115 ‘kilos’ (aunque parece que fueron más, 160) y cobra 15 netos por temporada.
Lo que resulta evidente es que a pesar de faltar en una cita tan señalada, ‘El Duque’ (es su apodo en los tiempos en los que maravillaba con su juego) no quiere riesgos. Ni Zidane. Ni Florentino.
La consecuencia de todo esto es que no va a apurar lo más mínimo la recuperación de la rotura muscular que sufrió en su pierna derecha, la misma de la lesión del peroné por la que tuvo que pasar por el quirófano en marzo. Esto significa que el delantero no estará en el Camp Nou.
La prioridad es recuperar la confianza, la moral, el tono físico y a partir de ese momento pensar en la vuelta a los terrenos de juego. No hay prisa, aunque sí cierta inquietud por volver a ver al belga sobre un terreno de juego de manera continua y no como ha venido sucediendo desde que hace casi 11 meses (29 de noviembre) su compatriota Meunier le golpeara en el pie derecho, en lo que fue el principio del calvario de Hazard, una vez que estaba empezando a demostrar al jugador que asombró en el Chelsea en las últimas temporadas.
poco ejemplar. Amén de la mala suerte (siete lesiones son demasiadas), muchos aficionados no le perdonan sus dos últimas pretemporadas, En ambas llegó con sobrepeso. Ylo que más molestó fue que acudió a los dos primeros partidos de su selección en la Liga de Naciones aun no estando recuperado. De hecho, no jugó ni un minuto. Eso se interpretó como una falta de respeto al club, sobre todo teniendo en cuenta que Modric renunció a ir a la concentración croata para preparar bien la temporada que se avecinaba.    
Los comentarios sobre su estado físico tras el regreso de las vacaciones y la poca confianza que mostró en el inicio de temporada, llevó a Robert Martínez, seleccionador belga, a decir públicamente que le faltaban muchos entrenamientos para recuperar su mejor forma. Zidane pensó de manera parecida y en los primeros partidos no lo alineó. Lleva semanas trabajando en el interior de las instalaciones de Valdebebas junto a Odriozola y Carvajal, que tampoco estarán en Barcelona.