Estudian crear un Consorcio para gestionar el patrimonio

Lola Morán Fdez.
-
Estudian crear un Consorcio para gestionar el patrimonio

Se ha celebrado ya un primer encuentro con el redactor del documento y con los técnicos para avanzar tras la declaración del primer recinto amurallado como Conjunto Histórico

El Ayuntamiento ha iniciado el proceso para la creación de un Consorcio o figura jurídica que gestione el patrimonio de la ciudad, una vez alcanzada la declaración de Conjunto Histórico. Así lo confirmó a este diario la concejala de Patrimonio, María Rodríguez, quien indicó que, una vez se ha resuelto de manera definitiva la declaración de Conjunto Histórico para el área comprendida en el primer recinto amurallado de la ciudad, desde el Ayuntamiento se han dado los primeros pasos para  abordar los cambios que conlleva.
Así, un día después de publicarse la resolución definitiva, se mantuvo ya una reunión con el redactor del documento presentado para alcanzar esta declaración, Santiago Rodríguez-Gimeno, y con los técnicos de Patrimonio y Urbanismo para determinar las actuaciones a llevar a cabo. Asimismo, este encuentro tuvo como objeto iniciar ya los trámites para la redacción del plan especial que tiene que recoger esta nueva categoría.
Para Rodríguez, hacer un plan que se limite tan solo al recinto de Conjunto Histórico como tal «deja cojo a mucho patrimonio talaverano» y, dado que consideran que el Plan Especial de la Villa precisa ya una revisión puesto que data del año 1997, se quiere «englobar todo el ámbito de este Plan Especial pero haciendo especial hincapié y con unas normas diferenciadas para el Conjunto Histórico».
La portavoz precisó que, de igual manera, se ha valorado el comenzar con los trámites de la creación de un Consorcio. «No sabemos cuál va ser el nombre jurídico que va a tener pero la idea es tener de alguna manera un elemento de gestión de patrimonio», explicó.
Para la concejala, esta figura debe comenzar «de una manera humilde, dedicándose a gestión» para «poco a poco ir creciendo con patronos, inversión tanto pública como privada y creciendo cada vez más».
Rodríguez subrayó que desde el Ayuntamiento consideran que es el momento de que el «germen» de este Consorcio o figura de gestión del patrimonio esté en Talavera «más que nada para que la ciudad empiece a tener autonomía en materia de gestión patrimonial».
Para la portavoz, la experiencia ha demostrado que en Talavera en los últimos años «se han hecho bien las cosas en materia de patrimonio» y que por tanto «es el momento de que nos den autonomía y de no depender de la Junta de Comunidades para muchas decisiones que los técnicos municipales están más que capacitados para resolver».
consecuencias. En lo que respecta a las consecuencias de esta declaración para los ciudadanos, en especial para los residentes en el área incluida en esta delimitación, la portavoz precisó que este área contará con «muy poquitas diferencias» respecto a las que ya tenía antes de la declaración. «Al haber puesto un área finalmente tan reducida, muchos de los edificios ya necesitaban informe previo de la Consejería de Cultura porque eran BIC o entorno de BIC», explicó la concejala. Así, las peculiaridades que afectan a estos inmuebles «se van a ampliar a algunos pero no muchos porque los edificios discordantes también los han sacado».
Contarán con una serie de requisitos en materia de patrimonio, «que son los que ya se venían haciendo desde la Concejalía de Urbanismo con ese protocolo de actuación en este área», entre los que figura que los proyectos han de contar siempre con solicitud de licencia y con la redacción de un arquitecto con conocimientos en materia de historia, así como un seguimiento arqueológico.
En cualquier caso, desde la incoación del expediente para la declaración de Conjunto Histórico, todo el área delimitada requiere un informe previo de la Consejería de Cultura, hasta que se redacte este plan.
beneficios. La portavoz insistió en que los ciudadanos ya son conscientes «de que hacer una obra en el Casco no es igual que hacerla en otra parte de la ciudad porque requiere unos requisitos más exigentes». Por eso, destacó el «esfuerzo extra» de quienes optan por esta parte de la ciudad para implantarse o desarrollar su actividad profesional.
«Estamos convencidos de que, a la larga, los beneficios también serán importantes para esta zona», subrayó. Así, entre las ayudas para los propietarios de los inmuebles situados en esta zona, figura «poder concurrir a algún tipo de subvenciones que hasta ahora estaban limitadas a BIC o a Conjuntos Históricos».
Por ello,  la portavoz recalcó que esta declaración reportará que la ciudad tenga «un patrimonio histórico mucho mejor, muchas más visitas turísticas, tener una zona que se revalorice no solo patrimonialmente sino económicamente y esto es, a fin de cuentas, beneficio para los propietarios».