«Es una lástima porque el partido estaba controlado»

J. M. Loeches
-

El técnico del CD Toledo, Manu Calleja, cree que fueron dominadores del encuentro, sobre todo en la primera parte, y lamenta una desatención defensiva que les impidió sumar la victoria

«Es una lástima porque el partido estaba controlado» - Foto: Rubén Serrallé

Manu Calleja no dio por malo el punto conseguido en la Ciudad Deportiva ‘Andrés Iniesta’ de Albacete. Si es verdad que por cómo se desarrolló el encuentro, el técnico del CD Toledo reconoció que era «una lástima» porque el tanto de la igualada del filial llegó «con el partido controlado». Es más, el cántabro considera que en ese momento, el peligro era verde porque «el dominio era dónde nosotros queríamos con la sensación de que podíamos marcar con las transiciones y los balones a la espalda». De hecho, recuerda la gran oportunidad, en un uno para uno, de Rubén Moreno nada más arrancar la segunda parte.
El entrenador del cuadro toledano era consciente de las cualidades del rival, un Albacete B «que hace más del 40 por ciento de los goles a partir del minuto 70 y eso quiere decir que madura los partidos». Calleja se queda, por tanto, con que hicieron «un buen partido» y contrarrestaron «perfectamente»el juego del contrario. Además, presumió de haber «utilizado lo trabajado durante la semana» y considera que no se puede «reprochar nada a los jugadores», al tiempo que se  lamentó de nuevo «de esa desatención».
Desde su punto de vista, «hay que seguir» porque, una semana más, cree que «éste es el camino, la línea y el nivel de predisposición al trabajo, de entrega y de fútbol». Y es que, piensa que «en la primera parte dominamos con claridad el encuentro» y estuvieron cerca de poder sumar los tres puntos.
En cuanto a la clasificación, el discurso de Manu Calleja tampoco ha variado y sigue consideran «que hay cuatro equipos para una plaza». Es partidario de continuar «porque ahora mismo el puesto es anecdótico» y de Albacete sólo se puede extraer «que un rival directo no nos supera». De esta manera, «cada domingo es una final» y lo que debe hacer el CD Toledo, dice el técnico, «es ganar y luego mirar el resto de resultados, sin pensar en objetivos ni en nada». Es momento de «recuperar a la gente y recompensarles por el esfuerzo».