Novés lleva hoy a Toledo su Semana Santa

La tribuna
-
Novés lleva hoy a Toledo su Semana Santa

El Ayuntamiento y las cofradías presentan esta tarde -19,00 horas- en la Biblioteca Regional «una Semana Santa que conserva la esencia de la celebración hace quinientos años»

redacción / toledo
«Tenemos una de las Cofradías  más antiguas de España cuyas primeras noticias son de 1532 con bulas papales, un lignum crucis... con personajes tan curiosos como un Capitán o un Alférez que no se dan en otras semanas santas de otros pueblos», detalla el alcalde de Novés,  José Hernández García, que no puede contenerse en elogios cuando habla de «su» Semana Santa de la que presume por ser «muy peculiar y singular».
«Es una Semana Santa que conserva la esencia de hace quinientos años y que un pueblo sea capaz de trasladar a las nuevas generaciones celebraciones de tantos siglos es algo encomiable», se enorgullece Hernández.
Los detalles de la Semana Santa de Novés, «que es una cita ya consolidada para los municipios del entorno por su belleza y particularidades», se darán a conocer hoy en la Biblioteca Regional a partir de as 19,00 horas. Este será uno de los últimos actos de promoción que realizará el Ayuntamiento y las cofradías para iniciar los trámites de petición - «en cuanto acabe presentaremos la solicitud porque ya hemos recopilado la información que necesitamos»- de la declaración como Fiesta de Interés Turístico Regional.
Y es que la Semana Santa de Novés tiene entre sus ‘filas’ imágenes articuladas que convierten a las escenificaciones de los momentos de la Pasión de Cristo en escenas memorables por su expresividad y plasticidad. 
Novés tiene tres cofradías, nueve imágenes y cuatro procesiones que se reparten en Jueves Santo, Viernes Santo -2-  y Domingo de Resurrección.
La del Jueves Santo detalla el alcalde tiene un «movimiento en las imágenes» que la convierten en «espectacular». Este día, la cofradía del Santísimo Cristo de la Columna.  Las imágenes que desfilan en procesión son el paso de la Oración en el Huerto de los Olivos; seguida del Santísimo Cristo de la Columna y por último la preciosa Virgen de los Dolores. El mismo Jueves Santo, a las doce de la noche, la cofradía de la Preciosísima Sangre procede a la puesta de bandera en casa del Alférez.
El Viernes Santo es quizá «el más espectacular» puesto que por la mañana desfilan las imágenes articuladas del Nazareno y La Soledad, en la procesión de las Caídas, con escenas realmente sorprendentes gracias a la articulación de las imágenes.Por la tarde, desfila la cofradía de la Preciosísima Sangre (fundada en 1532, con bulas papales y un hermanamiento con la cofradía de San Macerlo de Roma que solo lo tenían las más importantes) junto a las imágenes articuladas del Nazareno y La Soledad.  
 También se celebra el desclavamiento -al que la articulación de las imágenes también otorga un realismo que sorprende- y a continuación desfilan en procesión las imágenes de Jesús Crucificado denominado Santísimo Cristo del Remedio - «es un Cristo desnudo de la secuela de Miguel Ángel de los que solo se conservan cuatro o cinco», se enorgullece el alcalde- , el Santo Sepulcro y la Virgen de la Soledad. 
El Sábado de Gloria, a las 12 de la noche, la cofradía de la Inmaculada Concepción procede a la puesta de la bandera en casa del Alférez. Y el Domingo de Resurrección, desfila en la procesión del encuentro la cofradía de la Inmaculada Concepción, cuyo reglamento se remonta al año 1913.  En esta procesión desfilan las imágenes de Jesús Resucitado y la Inmaculada Concepción.
Resalta el alcalde la particularidad de que la cabeza del Cristo articulado es la original, aunque no el cuerpo, «con un rostro que impresiona y es muy querido», y también el artefacto con el que se maneja la figura que es del siglo XVII.
«Seas o no creyente, impresiona participar en nuestra Semana Santa y una de las escenas que más me conmueven es la del desclavamiento», reconoce el alcalde. Y es que además de la articulación de la imagen del Cristo y de la Virgen «que parece que llora alzando sus manos a la cara», el detallado relato del desgarrador momento que realiza un predicador inocula a los presentes la angustia de la escena.