Talavera celebra los 40 años de ayuntamientos democráticos

Leticia G. Colao
-

El alcalde en nombre del Consistorio reconoció el «trabajo y esfuerzo» de los representantes municipales en estas cuatro décadas, «claves del acelerado avance de la democracia» y pidió autonomía financiera

Talavera celebra los 40 años de ayuntamientos democráticos

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Talavera ha vivido hoy una jornada especial al reunir a parte de los nueve alcaldes y 240 concejales que han dado forma a la política municipal en la etapa democrática y que han hecho de esta ciudad «lo que hoy es». Hoy, 3 de abril, se conmemoran los 40 años de los ayuntamientos democráticos, lo que para el alcalde, Jaime Ramos, supone «festejar el triunfo de los mejores valores democráticos con los que todos nos identificamos: el diálogo, la participación, la tolerancia, el compromiso, la responsabilidad, el bienestar y el progreso que se resume en una sola palabra: la democracia».
La actual Corporación Municipal ocupó las bancadas que en las últimas cuatro décadas hicieron suyas los que ayer se sentaban en el lugar del público, pero todos con la misma responsabilidad. Así, pudo verse a los exalcaldes José Francisco Rivas, Javier Corrochano e Isidro Flores, además de los familiares de Pablo Tello y Gonzalo Lago, especialmente aplaudidos. Junto a ellos, más de un centenar de antiguos concejales desde la primera legislatura, que tuvo a Jesús García de Castro como primer alcalde democrático.
Entre las curiosidades, la presencia de Nines Maestro, primera y única concejala mujer en el 79, por el PCE; el cariño mostrado a los familiares de los ediles fallecidos Miguel Solana y Agustín Esteban, o la emoción de la madre de Carmelo Castilla al recoger su reconocimiento.

Talavera celebra los 40 años de ayuntamientos democráticos
Talavera celebra los 40 años de ayuntamientos democráticos - Foto:
Para todos ellos, alcaldes y ediles, fue este acto conmemorativo. Como recordó el alcalde, «queremos conmemorar 40 años de ayuntamientos democráticos rindiendo un merecido homenaje a quiénes decidieron dar un paso más, a las mujeres y hombres que saltaron del altruismo cívico al compromiso político y presentaron su candidatura para dirigir sus municipios. Fueron ellos los protagonistas de un esfuerzo político que inauguró una tradición democrática municipal que nos permite hoy mirar el pasado con ojos de futuro», destacó.
Ramos explicó que el 3 de abril de 1979, tras el refrendo mayoritario de la ciudadanía a la Constitución del 78, se celebraron las primeras elecciones municipales «que abrieron el camino de la normalización democrática en España y la vertebración política de la sociedad española». Tras esto, la constitución de los primeros ayuntamientos «fue una fiesta de la libertad y de la democracia que demostró la madurez de la sociedad española», que continúa hoy con la dedicación de hombres y mujeres a la vida política en los municipios.
El alcalde de Talavera ha explicado que la respuesta dada por los ayuntamientos a las demandas de la ciudadanía ha sido fundamental para forjar cohesión social, basada en la igualdad y la solidaridad. De hecho, la cercanía a los problemas diarios de los ciudadanos y el conocimiento más ajustado del medio en el que se desarrollan las personas y sus proyectos de vida, «han hecho del ámbito local un espacio privilegiado para mejorar las condiciones de vida de sus vecinos».
La consolidación de los ayuntamientos, junto con la labor de alcaldes y concejales, así como la implicación de los trabajadores de las entidades locales, «han sido algunas de las claves del acelerado avance de la democracia en España»

 

Financiación justa. Ramos aprovechó la conmemoración de las administraciones locales para explicar que su autonomía se entiende «como el derecho y la capacidad efectiva de las entidades locales de ordenar y gestionar una parte importante de los asuntos públicos, en el marco de la ley, bajo su propia responsabilidad y en beneficio de sus habitantes. En este sentido, indicó que «difícilmente» se puede ejercitar esa autonomía si no se dispone de autonomía financiera, ni se garantiza el pago de aquellas competencias que se le delegan o se le convenían.