Cáritas pone en funcionamiento un 'economato'

Mario G. Gutiérrez
-

El proyecto puesto en marcha hace tan solo cuatro meses por la entidad de acción caritativa y social de la Iglesia, ha beneficiado a más de 30 familias y pretende multiplicarse por diez de cara al próximo año

Cáritas pone en funcionamiento un 'economato'


El reparto de ayuda en alimentos básicos en una de las acciones más antiguas en Cáritas. Con la situación económica de los últimos años, la institución dedica cada vez a más personas, esfuerzos y recursos para responder a esta creciente necesidad. La situación actual nos pide optimizar nuestros medios y nuestros recursos.
Para atender mucho mejor las necesidades alimentarias de las personas, «Cáritas quiere introducir en la ciudad de Talavera un modelo similar al de economato que funciona en otros lugares de España», explica Ricardo Riesco, director de esta organización en la ciudad.
La acogida de las personas y familias necesitadas de Cáritas Diocesana de Toledo lnterparroquial de Talavera es la puerta de entada a la institución . «Según la valoración se establecerá una ayuda para cada caso, en función de las necesidades , número de miembros de la familia , recursos, situación laboral, etc» expone Riesco.
Estas valoraciones se harán llegar al economato . A la vez, a cada familia se le hace entrega de una acreditación para acudir al economato en un día e intervalo de hora determinado para que recoja la ayuda básica.
Las personas derivadas al Economato podrán canjear la ayuda concedida y ellos mismos recogen gratuitamente los alimentos que consideren necesarios para su manutención, su higiene o limpieza. «Para ello, el Economato contará con voluntarios que les ayudarán en la elección de los alimentos y productos» aclara el director .
El proyecto contempla la mejora de la ayuda en alimentos de primera necesidad, productos de higiene básicos y productos de limpieza. La atención alimentaria se hace tras un seguimiento individualizado de las familias y personas que acuden a Cáritas en busca de esta ayuda.
«En muchos casos la ayuda alimentaria es la primera asistencia que Cáritas ofrece a las personas necesitadas» afirma Riesco, en los últimos años esta demanda ha crecido de forma paralela al empeoramiento de la situación económica, y con este proyecto de economato mejoramos la ayuda que se está proporcionando, de manera que «los usuarios elegirán los alimentos y productos que realmente necesitan y no se les hará entrega de una bolsa con un lote predeterminado» . 
De esta forma, asegura Riesco, que se dignifica la entrega de alimentos de primera necesidad posibilitando la elección de los productos por parte de las personas atendidas, así como la educación en el consumo.
«Aumentamos la variedad de alimentos básicos, productos básicos de higiene personal y productos de limpieza de hogar» comenta, además de centralizar el almacenamiento de los alimentos y mejorar las condiciones de las instalaciones que se precisan para este fin.
Además adelanta que desde el economato, no sólo se podrán seguir proporcionando alimentos no perecederos, sino que las instalaciones preparadas en el Economato permitirán el reparto de alimentos congelados, perecederos o de aquellos que necesitan conservar la cadena de frío .
En  los  4  meses  de  vida  de  esta  experiencia  piloto  que  tiene  el  economato  han participado 30 familias, beneficiándose unas 100 personas y para el próximo año se prevé una atención para 300 familias, beneficiándose cerca de 1000 personas.