Ecologistas extenderá su lucha contra las macrogranjas

S.L.H
-

De todas las campañas que realizará Ecologistas en Acción durante este año, destacan dos a escala confederal que fueron elegidas en suAsamblea General del pasado mes de diciembre: turistificación y macrogranjas

La organización ecologista alerta de que estas explotaciones intensivas están proliferando, auspiciadas por los gobiernos, en Castilla-La Mancha, Castilla y León y Andalucía. - Foto: E.M.

En el año 2019 Ecologistas en Acción, como confederación dispersa por el territorio nacional, seguirá trabajando para solucionar las manifestaciones más locales de los problemas globales, teniendo especial relevancia la lucha contra la turistificación y las macrogranjas.
Así lo afirma en un comunicado en el que comienza poniendo la mirada en la Historia: «En 1919, dando fin a la Primera Guerra Mundial, se firmó el Tratado de Versalles que marcó la década posterior y el devenir del siglo XX, cien años marcados por el belicismo, la concentración de la riqueza en pocas manos, la inequidad social y muy especialmente la emergencia de problemas ambientales globales».
Un siglo después, añade el comunicado, la humanidad se enfrenta a una crisis social y ambiental sin parangón, donde problemas como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la degradación de los ecosistemas o las desigualdades sociales «nos encaminan a situaciones catastróficas y, como se advierte desde la comunidad científica, con cada vez menos margen de tiempo para actuar».
La organización ecologista advierte que 2019 cerrará una década caracterizada por la inacción ante estos problemas. Pero también puede ser el año que marque el cambio de rumbo, que siente las bases para que en la década que comienza en 2020 se afiance el ecologismo social y el ecofeminismo, que promueven un modelo más justo y sostenible. «Ecologistas en Acción trabajará durante todo el año, junto con otros movimientos sociales, para que esta transición sea una realidad», subrayan.
campañas confederales para 2019. De todas las campañas que realizará Ecologistas en Acción durante este año, destacan dos a escala confederal que fueron elegidas en su Asamblea General del pasado mes de diciembre: turistificación y macrogranjas.
Con la campaña sobre la turistificación se denuncia los impactos del actual modelo turístico, tanto ambientales -como el aumento del efecto invernadero o el incremento de residuos- como sociales -expulsión de las personas de sus barrios, destrucción del pequeño comercio y generación de empleo precario-.
La segunda de las campañas, detalla a La Tribuna el secretario de Ecologistas en Acción en Guadalajara, Alberto Mayor,  trata de impedir las macrogranjas, unas instalaciones que además de contaminar el entorno y elevar acuciantemente las emisiones de gases de efecto invernadero, aceleran el despoblamiento rural y la destrucción de la ganadería extensiva, «aquella que precisamente fija a población en este tipo de entornos. La intensiva no».
Mayor recuerda que la organización ecologista ya llevó a cabo en 2018 campañas de información en las provincias de Albacete y Cuenca y en la comunidad autónoma de Andalucía y «con muy buenos resultados». «Informábamos a los vecinos del plazo de presentación de alegaciones al proyecto, por ejemplo, y de cómo podían aportar sugerencias al mismo», explica el responsable territorial.
Ahora, Ecologistas quiere amplificar esta lucha e informar al mayor número de vecinos de las consecuencias negativas que trae la instalación de una explotación de ganadería intensiva cerca de su localidad. «Las macrogranjas son un problema medioambiental de primera magnitud», especialmente en las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha, Castilla y León y Andalucía, donde están proliferando estas explotaciones de ganadería intensiva con la connivencia de las administraciones públicas.
«En Castilla-La Mancha, Castilla y León y Andalucía, los gobiernos están apostando por la ganadería intensiva, además, en zonas despobladas que necesitan muchos recursos, como el agua, para abastecerse; y los purines, al final, contaminan las aguas subterráneas», aclaró Mayor.
Y es que como insiste el responsable de Ecologistas estas macrogranjas afectan no solo al medio ambiente y al agua, sino también al turismo y a la hostelería.
Ecologistas en Acción espera que esta campaña comience a andar en esta primavera.