«Con un superávit alto se puede bajar o quitar impuestos»

F.Frutos
-

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Toledo, Claudia Alonso, cree que «llevar el Hospital del Valle al Virgen de la Salud permitiría mantener el barrio con vida»

Claudia Alonso, portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Toledo. - Foto: Ví­ctor Ballesteros

Dice usted que Toledo tiene que avanzar en problemas que llevan enquistados muchísimo tiempo...

Y que si no se solventan corre el riesgo de convertirse en el furgón de cola de una región que ya lo es en muchas cuestiones.
¿Por ejemplo?
El urbanismo, que puede parecer muy distante a mucha gente, es fundamental. No podemos admitir una ciudad sin estructura ni planificación, donde no se permite construir viviendas en un momento que hay necesidad y la gente joven se va a vivir a otros municipios cercanos. Falta una planificación seria de la proyección cultural de la ciudad a nivel nacional e internacional, sobre todo porque se trata de un motor económico esencial. Son retos en los que tenemos que estar todos de acuerdo para sacarlos adelante y poner la ciudad a la altura del siglo XXI... o dejar que siga gestionada como un municipio de tercera regional.
Pero Toledo tiene superávit, ejecuta inversiones millonarias, ha logrado 8 millones de Europa para el proyecto Edusi, vienen empresas como Puy du Fou… A lo mejor el Gobierno municipal no lo está haciendo tan mal como lo pintan ustedes.
En 12 años una ciudad cambia, evidentemente, y no se puede decir que no haya mejorado. Pero ese progreso no es por las políticas municipales sino porque España y nuestra región también han ido mejor. Lo que hay que evaluar es si el Gobierno es capaz de afrontar proyectos en condiciones: tener un planeamiento anulado desde hace más de ocho años no es gobernar con valentía; prorrogar varias veces el contrato de la basura no es hacer buena política municipal…
La ciudad sobrevive con el planeamiento urbano de hace más de treinta años que tiene como positivo preservar la calidad de vida de un núcleo urbano acotado. ¿Cómo quiere el PP que sea el nuevo POM?
Tiene que preservar la calidad de vida, el patrimonio, el paisaje, la arqueología…
¿Y cómo se compatibiliza con la construcción de miles de viviendas? El POM anulado permitía más de 60.000.
En aquel entonces (2007) había unas proyecciones diferentes y siendo una base sobre la que trabajar no creo que haya que limitarse a esta referencia. Debemos afrontar un proceso para que toda la sociedad dibuje el modelo de ciudad que queremos con un punto de equilibrio entre sostenibilidad y crecimiento, cohesión y mejora de los servicios...
Solucionar la movilidad en una ciudad tan extensa es complicado y ahora, cuando abra el nuevo hospital, el problema se puede multiplicar. ¿Les han informado de si hay prevista alguna solución?
Ya hay retenciones importantes incluso fuera de las horas punta. Hemos reclamado a todas las administraciones y vamos a insistir al comienzo del curso político. No podemos permitir que el deseado hospital se convierta en un problema, tenemos que solucionarlo. Pero me ha sorprendido que cuando he puesto encima de la mesa la cuestión nadie parecía haberse dado cuenta. Como también hay que dar respuesta al futuro del Virgen de la Salud cuando se produzca el traslado. Vemos poca previsión sobre hechos que sabemos que van a pasar quizá porque algunos están más pendientes de la fotografía diaria.
Se habla de llevar al edificio del Virgen de la Salud el hospital del Valle. ¿Alguien ha consultado a los profesionales?
Lo primero es sentar a todas las administraciones competentes, a todas, a los profesionales, a los vecinos, porque no se puede consentir que un barrio se hunda por falta de previsión, y que se analice esa propuesta de llevar el Virgen del Valle a Palomarejos que nos parece viable, posible y que permitiría mantener el barrio con vida y mejorar la calidad de atención de los pacientes y sus familiares que ahora tienen que acudir a un centro muy alejado de la ciudad.
¿Cómo valora las prórrogas de los grandes contratos como los de la basura o los parques? ¿Cree que se hace un buen control de los servicios públicos privatizados?
Confío en la capacidad y la profesionalidad  de los funcionarios, desconfío más de las aptitudes de los políticos que gestionan.
Acabamos de asistir a un ejemplo con las escaleras mecánicas del Miradero.
Qué casualidad que dos días antes de la feria se haya podido arreglar una cosa que ha estado meses parada.
Por decisión de la Junta de Gobierno.
La política tiene que ser de menos fotos y más gestión diaria. El ejemplo de las escaleras es más que evidente.
El espejo de la gestión es el presupuesto. ¿Se ejecuta en toda su extensión?
Hay partidas que no y es lamentable. ¿Cómo puede ser que dinero para servicios sociales quede sin gastar? Y no es porque no haga falta. Lo que pasa es que ni se convocan ni se dan suficientes ayudas sociales. Encima la Junta de Comunidades ha reducido las subvenciones y todo eso perjudica a los que peor lo están pasando.
Pues junto al empleo es la marca diferencial de este Gobierno.
Los planes de empleo son importantes y deben mantenerse pero dar trabajo seis meses no es la solución. Hay que hacer planes de empleo coordinados con las empresas a la medida de lo que demandan.
¿Para crear puestos de trabajo es suficiente el Polígono Industrial y la ampliación que se tramita?
Eso es un parche. Somos una ciudad a 35 minutos de Madrid en AVE, estamos en el centro geográfico, contamos con comunicaciones importantísimas y tenemos más de dos millones de metros cuadrados de suelo industrial por desarrollar. Si lo hiciéramos, hablaríamos de una ciudad con pleno empleo y motor económico regional. Pero todo eso requiere una planificación de la ciudad y hasta que lo abordemos pondremos miniparches mientras otros municipios más pequeños generan mucha actividad económica
¿Les gusta cómo se ha planificado el gasto del dinero Edusi?
Edusi es un programa para transformar ciudades que aquí se ha usado para tapar la falta de gestión. Pero están así y lo que deben hacer ahora es cumplirlo no sea que tengamos que devolver el dinero.
¿Saben cómo va la ejecución de estas inversiones?
No le puedo decir. La comunicación del Gobierno con la oposición no es fluida…
¿Participación y transparencia son asignaturas pendientes?
La participación ni es un eslogan ni consiste en comunicar lo que ya has decidido; tiene que ser previa. Hay que preguntar a los ciudadanos sus necesidades para que sientan participes de los proyectos. De cara a las asociaciones hay carencias en un modelo que parecía bueno pero que hay que ajustar para que realmente tengan voz, voto y sirvan para algo.
El superávit de 16 millones, el 20% del presupuesto, ¿es normal?
Los criterios para gastar el superávit hay que empezar a flexibilizarlos, pero con cuidado y cabeza. Cuando un ayuntamiento está pagando su deuda con normalidad debe tener derecho a invertir en proyectos, por ejemplo, de carácter social. Lo que pasa es que para llegar a ese punto hace falta un Gobierno nacional serio, responsable y estable. Además no parece que se esté discutiendo esto en el comité federal... Si yo llevase la secretaría de economía de ciudades hablaría de un asunto que me afecta a mí directamente.
Y con unas cuentas tan saneadas ¿se puede bajar impuestos? ¿La regla de gasto lo impide?, como dice el PSOE.
Claro que hay que respetar la regla de gasto, la estabilidad y la deuda porque es obligatorio. Pero después, cuando se tiene un superávit muy elevado, entran las directrices políticas y se puede bajar, e incluso suprimir, algún impuesto.
¿Cuáles?
Nuestra propuesta era quitar la tasa de basura porque es viable, no produce perjuicio a la hacienda local y me parece mucho más importante aliviar la carga de las familias.
La clasificación de presión fiscal de Toledo es impresionante.
Da pena que Toledo sea la tercera ciudad de toda España en la que más impuestos municipales se pagan, tras la Barcelona de Colau y el Madrid de Carmena. ¿Recibimos los mismos servicios que en estas grandes ciudades? ¿Los ciudadanos sienten que lo que pagan en impuestos al Ayuntamiento revierte de verdad en la mejora de las calles, en la limpieza, etc.? ¿O sienten que están pagando de más? Yo creo que están pagando de más.
Otras contribuyentes importantes son las empresas.
Factores positivos, como la cercanía a Madrid o las buenas comunicaciones, pueden convertirse en un perjuicio si no somos capaces de competir con municipios cercanos que tienen muchísimo más baratos los impuestos. Crear una empresa resulta mucho más beneficioso en Olías, donde las licencias son más baratas y los impuestos más bajos. No somos competitivos por mucho que alguno venga a atribuirse que en cuatro años hemos aumentado en mil empresas. Para una capital de una región no es un dato del que estar orgullosos.
El IBI indebidamente cobrado entre los años 2008 y 2014 sigue produciendo sentencias condenatorias pero el Ayuntamiento de Toledo dice que está actuando correctamente.
No ha hecho bien y lo saben desde la primera sentencia que anuló el planeamiento, en 2011. Desde ese día propusimos las medidas para solucionarlo pero no se hizo y ahora habrá que devolver los recibos con intereses y condenas en costas. Pero todavía es más grave que está recurrida la ponencia de valores de toda la ciudad, es decir, podemos enfrentarnos a la ruina económica de la ciudad por falta de previsión.
¿Qué solución le daría a este asunto?
Primero, dejar de eludir responsabilidades y no alargar la vía judicial que no lleva a ningún sitio. Después, sentarnos con los afectados y tratar de llegar a acuerdos que beneficien a todos. Como se anule la ponencia no va ser un colectivo concreto sino una ciudad entera recurriendo.
El Gobierno dice que todas sus decisiones son técnicas, nunca políticas.
Es política desde el momento que tomaron la decisión de mantener vivo el pleito en lugar de llegar a un acuerdo. No se pueden escudar constantemente en los técnicos; si el su día fueron tan valientes para tomar un camino que lo defiendan.
La solución para el amianto ahora es doble, soterrar en unos casos y retirar en otros. ¿Se van a conformar?
La cuestión es dar una solución que asegure el riesgo cero para la salud no de un barrio sino de toda la ciudad entera. Tenemos en Toledo el mayor vertedero de amianto de España y probablemente de Europa. Estos cuatro años hemos pedido que se operase con los criterios que den los técnicos. Por tanto, donde sea preciso el soterramiento que se haga; donde se aconseje la retirada que se realice. Pero las administraciones han demostrado nula coordinación y voluntad política real de solucionar.
El Ayuntamiento, sin competencias, ha logrado que el resto se pongan manos a la obra. ¿Puede hacer más?
Tiene que liderar cuestiones políticas que son muy importantes, ¡muy importantes! Con el amianto no sé si ha faltado liderazgo, pero sí contundencia y coordinación. Hay medidas que no ha tomado, y espero que las aborde ya, como el tema de señalizar los lugares contaminados. ¿Quizá era una foto muy fea que no buscaban? La Junta también tiene deberes pendientes y nosotros vamos a estar muy vigilantes para ayudar a terminar este problema definitivamente.
Con el Tajo todo el mundo dice que hay que poner remedios pero no se ponen de acuerdo sobre la solución.
Mi responsabilidad es defender el Tajo porque es defender Toledo y eso pasa por evitar enfrentamientos territoriales, oportunismo político, demagogia y electoralismo. Primero hay que tener voz propia en Toledo y en Castilla-La Mancha sobre lo que queremos. El PP, ya hace meses, pidió que se constituyera una mesa regional para alcanzar un acuerdo y defender una voz única a nivel nacional.
¿Ydespués?
Solo se va a solucionar cuando haya un pacto nacional por el agua que asegure cantidad y calidad. Después tendremos que hablar de modificaciones normativas para que no se produzcan vertidos, de instalar depuradoras, de las inversiones de la Agencia Regional del Agua, qué está haciendo y qué debe hacer. No es un problema que se solucione con una declaración de intenciones ni tarando de apropiarse del discurso. El Tajo no es de izquierdas o de derechas, es de todos, es de Toledo y lo vamos a defender como siempre.
¿El trasvase es de izquierdas o de derechas? El PP es el que más se resiste a cerrarlo.
Yo no voy a tomar una decisión que no sea consensuada con todas las administraciones y que no sea una solución real. No voy a ponerme a defender una cosa porque el PSOE está gobernando -por cierto, son los más trasvasistas de todos los gobiernos habidos: todos los meses un trasvase y alguno dos- y si mañana cambia el Gobierno mi posición se transforma. Me gustaría ver a ciertos miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE, personas muy afines a Pedro Sánchez…
¿Milagros Tolón?
Por ejemplo. Me gustaría saber si esta persona alguna vez ha levantado la mano en ese comité federal para decir ‘hasta aquí hemos llegado’ y que no lo va a consentir. ¿Cuando ha venido la señora Carmen Calvo (vicepresidenta) se ha planteado esta cuestión? ¿Van a hacer como la ministra que vino y al día siguiente aprobó un trasvase?