La Selección de CLM cae eliminada ante Madrid

L. T.
-
Imagen de la semifinal entre Castilla-La Mancha y Madrid. - Foto: L. T.

El combinado regional perdió por 1-4 en la semifinal del Campeonato de España, que se disputa en Valdepeñas, frente a un combinado madrileño que demostró su superioridad

La Selección de Castilla-La Mancha sub’18 de fútbol quedó eliminada del Campeonato de España, que se disputa en Valdepeñas, al perder por 1-4 la semifinal frente a Madrid. Dos zarpazos de los madrileños les pusieron por delante en la primera parte de esta segunda semifinal del Campeonato de España de Selecciones Autonómicas. No se presumía un resultado tan abultado a la vista de los primeros quince minutos de partido. Salió como un vendaval Madrid, presionando la salida del balón e imprimiendo una intensidad abrumadora.
Pero Castilla La Mancha se mostraba firme en defensa, sin concesiones, muy bien colocada y sin arriesgar en este primer tramo de partido. Transcurridos los minutos críticos de ese inicio, el equipo de Jesús Moreno empezó a mostrar sus credenciales, cogiendo el balón, adueñándose de él y poniendo en aprietos al conjunto madrileño que se estaba viendo sorprendido por el equilibrio entre líneas de su rival y por su buen manejo del balón, con Pablo Olivares ejerciendo de líder, Jesús Ángel Aranda, como siempre, aguantando todos los balones arriba, Alejandro Loro muy incisivo en banda y el resto del equipo jugando como conjunto.
Así generó tres buenas ocasiones, una primera a cargo de Loro, que se va por banda y pone un centro medido que a punto está de rematar Dani, una segunda en una contra rapidísima con Pablo, Dani y Loro como protagonistas que a punto está de acabar en gol y la tercera donde Pablo, que recibe de espaldas dentro del área, se revuelve magníficamente y remata raso pero demasiado cruzado. Pero fue efímero. Una llegada de Madrid por banda izquierda introduce el balón en el área y, casi a trompicones, le cae el balón a Carlos que bate con absoluta intriga al portero castellano-manchego. Madrid había conseguido su primer objetivo y manejaba ahora el tempo del partido sin asumir riesgos pero controlando a su rival. Y cuando parecía una contienda insulsa Madrid dio otro aguijonazo. Una jugada maestra por banda izquierda les permite llegar hasta línea de fondo y el pase de la muerte le llega nuevamente a Carlos en una situación franca para marcar. Y desde ese momento el partido fue suyo.
Castilla-La Mancha salió en la segunda mitad en busca de un gol tempranero para meterse en el partido y achuchó en los primeros minutos, pero se encontró a una selección madrileña muy bien asentada en el campo y con la confianza de la ventaja en el marcador.
Y llegó el tercero. Una gran combinación por banda derecha permite a Marc introducirse en el área y cruzar sutilmente el balón a la derecha del portero castellano-manchego. El partido entró en una dinámica extraña, con Castilla-La Mancha rendida a la superioridad madrileña y, aún necesitada de marcar, no se vislumbraba posibilidad alguna de ello. Para mayor perjuicio Madrid no acusaba los cambios y muy al contrario, en su afán de demostrar, le creaban más problemas a Castilla La Mancha, como hizo el menudo Mario, que revolucionó el ataque madrileño con regates, arrancadas, paredes, hasta que logró su gol, el cuarto de su equipo, tras gambetear en el borde del área y recibir un pase interior para finalizar precisa y preciosamente con empeine exterior.
El equipo de Jesús Moreno  marcó el gol del honor. Fue Andrei que se aprovechó de un error de la zaga madrileña para batir con serenidad al portero. Luego pasaron los minutos sin pena ni gloria hasta el final con una merecida victoria de Madrid, que se enfrentará mañana a Murcia, a las 11,30 horas en la final.