San Marcos acoge el «homenaje» al «legado de Marujita Díaz»

C.M
-

En la exposición se podrán admirar piezas de vestuario firmadas, entre otros, por diseñadores como Pedro Rodríguez o Marbel Junior.

Ángel García y su hermano José Antonio son los artífices de una muestra en la que colabora el Ayuntamiento.

El Centro Cultural San Marcos acogerá, del 5 al 21 de abril, el legado artístico de Marujita Díaz integrado en la colección del cantante Ángel García y su hermano José Antonio, propietarios de una parte importante del vestuario y de algunos de los objetos de la artista. La muestra ‘Recordando a una estrella, Marujita Díaz’ tendrá entrada gratuita y abrirá al público de martes a viernes, en horario de 11,00 a 14,00 horas y de 17,00 a 20,00 horas, y los fines de semana, sábado y domingo, de 11,00 a 20,00 horas.
Fue la concejala de Festejos, María Teresa Puig, la encargada de presentar un evento que, avanzó, exhibirá «trajes espectaculares» de una mujer a la que, como apreció Ángel García, «no se ha hecho justicia» ni en su país ni en su ciudad de Nacimiento -Sevilla- a pesar de haber «vendido España por todo el mundo». Por ello, y una vez inaugurado este recorrido en Mora con motivo de las fiestas en honor a su patrona el pasado año, el cantante ganador del programa ‘A tu vera’ y su hermano decidieron ofrecer esta exposición en la ciudad.
No en vano, se pueden contemplar trajes, vestidos, complementos, fotografías y muebles de la artista desde sus comienzos hasta la última etapa de su vida. En este punto, añadieron que se podrá disfrutar de «muchos volantes, plumas y lentejuelas» firmados, en algunos casos, por grandes firmas de la moda. Este paseo también oferta el gusto de la cantante por los abanicos, los mantones y la bisutería.
En este punto, recordó Ángel García la solidaridad de una mujer «luchadora y transgresora» que solicitó a su heredera que vendiera gran parte de su legado en la subasta pública -que se organizó el pasado año en la joyería Molina Cuevas de Madrid- para donar la cantidad recaudada a la ONG Mensajeros de la Paz. Los hermanos García consiguieron adquirir parte de la colección gracias a la buena relación mantenida con la familia de la homenajeada y con la intención de «realizarla un sincero homenaje».