«Los equipos que se meten al final, más guerra dan»

R. J. F.
-

El entrenador del CD Toledo argumentó que los conjuntos que se clasifican en la última jornada entre los cuatro primeros, llegan a la lucha por subir, con «la tensión competitiva pefecta»

Manu Calleja calificó al Manchego de «sólido, rocoso, fuerte e intenso». - Foto: Yolanda Redondo

El entrenador del CD Toledo, Manu Calleja, destacó del rival de esta jornada, el Manchego que «ha dejado en diez ocasiones su portería a cero». Así lo puso de relieve en la rueda de prensa habitual de cada viernes. Por tanto, sus hombres se medirán «a un equipo muy defensivo, un bloque muy compacto, hace las transiciones de memoria y tiene casi más registros a balón que en el juego combinado». En definitiva, un conjunto «sólido, rocoso, fuerte, intenso..., muy complicado de meter mano».
Ahora bien, el terreno de juego del Salto del Caballo, «está muy irregular, lo que va a impedir que el balón coja ritmo y eso nos puede trabar un poco en nuestras acciones». Pero no duda de que a todos los rivales «les motiva venir a jugar a este campo y todos dan un poquito más».
Por descontado, en casa, «hay que ganar para seguir en nuestra pelea y tenemos que hacer muchas cosas» para sumar los tres puntos. En este sentido, el preparador de los verdes reconoció que «tengo la percepción de que va a ser un partido muy largo, que se va a abrir al final y que vamos a tener que madurar mucho, mucho». Ante esto, «les he pedido a los jugadores que tengan mucha paciencia, que cuando trabajemos con balón, hay que moverles de un lado para otro y que hay que intentar descomponerles líneas..., porque es un partido en el que habrá que trabajar muy bien y mucho con balón».
Y los tres puntos son obviamente importantes para el objetivo, pero también para el ánimo de un equipo que, según su técnico, «ha crecido en base a la confianza».
De todas maneras, Calleja se mantiene leal a la filosofía que ha inculcado a sus jugadores, es decir, «no deberíamos generar una expectativa que podría ser irreal y que era de difícil cumplimiento; y por ahí vamos, poco a poco y casi, casi jugada a jugada». Todo ello con un CD Toledo que «en líneas generales, no somos un equipo de sobresaliente, pero sí de bien alto y eso es lo importante, que sean muchas las personas que sumen y que estén». Para afirmar que, sin lugar a dudas, «es de los mejores vestuarios que he tenido nunca en cuanto a compromiso, valores, dedicación y profesionalidad».
Volvió a insistir en no ir más allá de lo inmediato ya que «los pasos cortos son los que nos pueden dar los resultados positivos». Tanto que, según declaró, «los equipos que se meten al final, son los que más guerra dan y más garantía de éxito tienen, y lo digo por experiencia».Argumentó que estos conjuntos afrontan la lucha por el ascenso, con «la tensión competitiva perfecta». Es más, «hay muchos casos de cuartos que ascienden».
Por lo que respecta al estado de la plantilla, vuelve Álvaro Antón tras cumplir sanción y son baja por lesión Santigosa y Germán Camacho.