España se confirma como un firme candidato al título

SPC
-

Los 'Hispanos' vencen con solvencia a Islandia y exhiben su potencial defensivo

España se confirma como un firme candidato al título - Foto: DANIEL KOPATSCH

La selección española de balonmano demostró ayer su condición de serio aspirante a coronarse campeón mundial, tras imponerse por 32-25 a Islandia, en un encuentro en el que los ‘Hispanos’ demostraron haber llegado al torneo en plena madurez.
Una solidez que le permitió superar su dubitativo arranque de partido, en el que los de Ribera volvieron a verse lastrados por la falta de acierto en el lanzamiento, que ya deslució su victoria ante Baréin.
Falta de efectividad que impidió al combinado nacional aprovechar las tres exclusiones con las que fue castigado en los primeros 10 minutos de juego el equipo nórdico, que confundió por momentos la intensidad con una innecesaria dureza.
Pero ni aun así dejó de buscar a sus jugadores de segunda línea el bloque español, sabedor de que tarde o temprano los extremos y pivotes demostrarían la efectividad que les ha situado entre los mejores del planeta.
Tal y como no tardó en ocurrir. Y es que en el momento en el que los exteriores españoles, en especial Ferrán Solé, que había visto como Bjorgvinsson le había detenido hasta dos lanzamientos seguidos,  afinaron la puntería, España comenzó a distanciarse (7-5).
En cuanto los ‘Hispanos’ ajustaron la defensa sobre Palmarsson, empezaron a recuperar balones para alimentar su veloz contragolpe. A la carrera, los de Ribera se fueron con una renta de cinco goles al descanso (19-14).
Un carrusel de exclusiones sobre los españoles al inicio del segundo acto permitió a los vikingos acercarse a tres tantos (22-19).
Sin embargo, la solidez defensiva dejó definitivamente sentenciado el duelo con los siete tantos de ventaja (27-20) que alcanzaron a 17 minutos para la conclusión.
Diferencia que pareció relajar a España y permitió a Islandia quedarse a tres tantos (27-24), que pudieron ser dos, pero entonces surgió la figura de Dani Sarmiento, que con una sensacional recuperación de balón y tres goles casi consecutivo acabó con cualquier duda sobre el triunfo español (32-25).