Un cross que remonta

Sergio Miguel
-
Un cross que remonta

Roberto Alaiz y Saida El Mehdi, con dos grandes finales, se llevan los triunfos en Quintanar

Paso a paso pero pisando tierra firme. Así va recuperando el terreno perdido en las ediciones vacantes el Cross Nacional Castellano-Manchego de Quintanar de la Orden, que en su trigésimo segunda edición concedió los triunfos absolutos a Roberto Alaiz (Nike Running) y Saida El Mehdi (Unicaja). En la jornada de ayer, el retorno de los africanos a la carrera toledana dio un nuevo impulso a una prueba en la que los mejores representantes provinciales fueron Iván Galán, sexto en chicos; y la promesa del Seoane Pampín, Irene Sánchez-Escribano, quien terminó novena.
Buenos resultados para los representantes toledanos en una cita organizada por el CA Manchego que reunió a unos 1.500 atletas, sin duda la mejor de las noticias para una carrera que aspira a recuperar la magnitud de antaño apoyándose en el mejor valor, la base.
No en vano, las categorías de promoción volvieron a contar con una gran presencia en el circuito del Alto-Losar. Con todo, en Quintanar de la Orden todos los ojos estuvieron puestos en unas pruebas absolutas en las que el nivel creció respecto al visto en la anterior edición.
Así sucedió en la competición de chicos, donde compareció el vencedor del curso anterior, Miguel Ángel Torrecilla, dispuesto a dar batalla. De esta forma, se puso a tirar en los primeros metros de la carrera, pero pronto se vio desplazado.
El empuje de los africanos se tenía que notar y se esperaban grandes cosas de un Simon Ayeko (Uganda) que puso pronto un ritmo más exigente. Debido a este cambio de zancada, el gran grupo se expandió y, consumido el primer kilómetro, se formó una primera selección en la cabeza.
Al africano se le pegaron Roberto Alaiz, Houssame Benabbou, Quais Zitane y Pablo López, aunque este último mostrando algunos signos de debilidad. Con todo, la distancia que cobraron al frente de la prueba no fue demasiado relevante, ya que el argeseño Iván Galán, David Palacio y José Manuel Abascal se mantuvieron siempre cerca de los que iban marcando el paso.
Tanto, que no se atisbaba que se fuera ampliando la renta del cuarteto de cabeza respecto al resto de participantes, con la salvedad del mencionado Pablo López, que se acabó quedando en tierra de nadie o como enlace al que ningún otro alcanzó.
El viento que soplaba sobre todo en la parte posterior impedía que se pudieran alcanzar rentas interesantes; el que más y el que menos buscaba un parapeto en el atleta que tenía delante, aunque conforme se fue avanzando en la carrera las fuerzas empezaron a pesar más que el aire en las piernas de los atletas.
Por fin, en la última vuelta, se empezó a ver al ugandés más combativo. Pero nada más lejos de la realidad, puesto que un gran final de carrera de Roberto Alaiz le permitió llegar con una cómoda ventaja  a la meta, situada en la pista de atletismo. Por detrás de él, Ayeko se tuvo que conformar con la segunda posición, mientras que Benabbou completó el podio de una prueba en la que se esperaba a un extranjero brillando por encima del resto, pero donde se impuso el atletismo patrio. Y el que toca a los toledanos tuvo su particular vencedor en Iván Galán, con un meritorio sexto puesto que demuestra que vuelve a estar en plenas condiciones.

Carrera femenina. En chicas, las africanas trataron de marcar el paso desde el inicio con un ritmo que rompió el grupo en mil pedazos. De hecho, parecía que la victoria se la apuntaría con comodidad Rebeca Chptegei (Uganda), ya que cobró un buen margen y con un buen paso cuando faltaba sólo una vuelta.
No obstante, quedaba por ver la última muestra de entrega de Saida El Mehdi, quien completó una formidable remontada para acabar batiendo en la misma llegada a la africana. El podio lo completó Rehima Jewar (Marathon), mientras que la mejor toledana fue Irene Sánchez-Escribano con el noveno puesto. La capitalina, con otros objetivos en el horizonte, vio con buenos ojos su retorno a un Cross de Quintanar que va recuperando su estrella.