Objetivos: tercer carril de la A-42 y gratuidad de la AP-41

Á. de la Paz
-

El presidente regional marca como metas futuras la ampliación de la capacidad en la actual autovía y la gratuidad que « disfrutan otras» comunidades en sus vías antes de pago. Además, exige acercar el tren hasta Madrid

Objetivos: tercer carril de la A-42 y gratuidad de la AP-41

Emiliano García-Page reclamó, durante el acto de visita de obra de Amazon en Illescas, la mejora en tres infraestructuras capitales para el desarrollo económico y social de la comarca de La Sagra. El presidente de Castilla-La Mancha citó la ampliación con un tercer carril en la A-42, la posibilidad de hacer gratuita la AP-41 y la mejora de la conexión del tren con Madrid como ejes para el futuro de Illescas y sus localidades circundantes.
La construcción de un tercer carril en la autovía A-42 es una demanda ya escuchada en la zona. El paso del tráfico en las localidades más cercanas al límite autonómico con Madrid provoca retenciones importantes y habituales hasta Parla, donde nace el tercer carril que conduce hasta la misma capital de España. El deseo de los alcaldes de la zona es que ese ensanchamiento se alargue, al menos en el sentido decreciente del kilometraje (dirección Madrid) hasta bien entrada La Sagra. El presidente autonómico aludió «al auténtico clamor» que se vive en esta zona en favor de esta propuesta. La carretera es de titularidad estatal.
Respecto a la AP-41, la autopista de peaje que cubre el mismo trayecto que la A-42 y en situación de quiebra, García-Page señaló la posibilidad de que se levanten las restricciones sobre la misma y que su uso sea gratuito «como ya ha pasado en otras regiones». El líder castellano-manchego se refirió así al ejemplo de la AP-1 (entre Burgos y Álava), y a los futuros de la AP-7 (desde Tarragona a Alicante) y la AP-4 (de Sevilla a Cádiz), ya sin cargas o en camino de estarlo, para solicitar esta medida. Esta vía, «una cicatriz», según la definió el jefe del Ejecutivo autonómico, será próximamente asumida por el Estado.
Además, el presidente de la región aludió al tren como motor para facilitar la integración de la comarca con el área metropolitana de Madrid. Ambas zonas comparten una masa importante de trabajadores que se desplazan en ambas direcciones y la conexión por ferrocarril facilitaría el traslado de buena parte de los mismos. La demanda por un tren digno crece conforme aumenta la población de La Sagra, ya por encima de los 175.000 habitantes. La llegada del tren de cercanías a Illescas es una vieja aspiración, aún no culminada, por parte de sus diferentes Gobiernos municipales.
Hace apenas unos días, diferentes alcaldes sagreños se reunieron en Illescas para reclamar soluciones sobre el enlace por tren con Madrid. Además, diversas organizaciones y agentes sociales y una plataforma trabajan para visibilizar la falta de alternativa al coche en los viajes a la capital.