Toledo premia a los que ayudan «al bienestar colectivo»

M.G
-
Toledo premia a los que ayudan "al bienestar colectivo" - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

El Centro Cultural San Marcos acoge la ceremonia de entrega de honores y distinciones coincidiendo con la festividad de San Ildefonso


El Centro Cultural San Marcos ha acaparado gran atención y numeroso público durante el acto institucional de entrega de honores y distinciones de la ciudad, organizado por el Ayuntamiento. Un evento de carácter anual que ha vuelto a concentrar numerosas autoridades políticas, religiosas, militares y civiles, pero también muchos familiares y amigos de los premiados que han seguido atentamente sus discursos de agradecimiento.
La concejala de Cultura, Nuria Cogolludo, ha dado la bienvenida al acto, nombró a las nueve entidades y personas homenajeadas en esta ocasión, gracias al acuerdo unánime de Pleno del pasado 21 de diciembre, que aprobó unas distinciones «que contribuyen a nuestro bienestar común» y, sobre todo, ayudan al avance de la ciudad «para que nuestra capital sea más Toledo».
Tras la bienvenida, ha tomado la palabra el exconcejal de Cultura, José María González Cabezas, que ha guiado el acto institucional y ha nombrado uno a uno a los premiados para que se acercaran al atril a ofrecer un pequeño discurso. En primer lugar, lo ha hecho el general jefe de la Guardia de la Guardia Civil, Manuel Llamas, para mostrar su agradecimiento por dedicar la glorieta de confluencia de  las Avenidas de Barber, Portugal y Adolfo Suárez, a la institución armada en su 175 aniversario. «El hecho de que la Guardia Civil se haya hecho un hueco en el callejero de Toledo es una inmensa suerte y una alegría acercarnos a los corazones de los toledanos», ha apuntado.
Llamas ha agradecido especialmente a la alcaldesa de la ciudad, Milagros Tolón, esta distinción y ha recordado su disposición cuando le propuso la nominación, ya que la nueva nomenclatura de la glorieta facilita «que nuestros ciudadanos nos conozcan y aprecien». También la Escuela Central de Educación Física ha sido galardonada con la Medalla de Oro de la Ciudad en su centenario por su contribución y apoyo al deporte. Y Pedro Antonio Linares, el coronel director de la misma, ha recogido el diploma acreditativo.
A continuación, el director del colegio Santiago el Mayor, Jesús Gómez-Gordo Consentino, ha destacado en su discurso la dilatada experiencia del centro educativo en la ciudad, un colegio «que lleva 65 años formando humana y espiritualmente a los alumnos». En este caso, ha resaltado que la educación «es una tarea fascinante para todo aquel que cree en esta misión». Y ha agradecido que el Ayuntamiento haya decidido dedicar a Santiago el Mayor la plaza del Solar de Antequeruela.
El tercer galardón ha recaído en la deportista Isabel Fernández, campeona del mundo de parakárate el año pasado. El auditorio le ha regalado en un largo aplauso antes de que la nueva ciudadana de honor se dirigiera al público. Emocionada y con la voz entrecortada, la joven toledana ha aprovechado para agradecer al Ayuntamiento el impulso de la actividad deportiva y el deporte inclusivo. Yterminó señalando que para ella «es un orgullo defender la bandera de España como deportista y soldado».
También Eduardo Sánchez Butragueño, creador del blog Toledo Olvidado, ha sido nombrado Ciudadano de Honor. En su intervención resaltó que luchará por la ciudad y apoyará proyectos que aseguren «un futuro de esperanza y de ilusiones».
El turno le ha tocado también a María José Coarasa, pediatra del centro de salud del Polígono durante 28 años. Su dedicación, su cariño hacia los niños y su valía profesional han impulsado su nombramiento como Hija Adoptiva de Toledo, que ha partido del agradecimiento de las familias de ese barrio.
Coarasa, recién jubilada, ha asegurado que los protagonistas son los padres y los niños. Estos últimos «son un estímulo de renovación, con sus intensas pataletas, su particular visión de la vida y sus ocurrencias». Además, ha recordado el esfuerzo de los padres que han puesto en marcha colectivos para ayudar a sus hijos con problemas y no se ha olvidado de sus compañeras del centro de salud que van más allá de curar las enfermedades de los pequeños. También ha tenido un gesto para Lorenzo, su nieto, «el primer toledano de la familia que ya tiene una abuela toledana de adopción».
Muy emotivo ha sido el nombramiento como Hijo Adoptivo del escritor Mario Paoletti, con poema incluido.  El homenajeado ha subrayado que llegó a Toledo hace 40 años «desde una cárcel muy lejana» y la ciudad  le curó «las lastimaduras en un periquete».
Carmen Fernández, presidenta de honor de la asociación de mujeres ‘María de Padilla’, ha recibido el título de Hija Predilecta. Ha remarcado la lucha de las mujeres por sus derechos, ha agradecido el gesto, sobre todo, viniendo de la primera alcaldesa, y ha recordado a Pizqui, María Dolores Calvo Cirujano, por su enseñanzas.
Por último, la profesora y escritora, María Antonia Ricas, se ha estrenado como Hija Predilecta y ha regalado un poema al auditorio de San Marcos.