Protección Civil en Toledo recibe medio millón en el mandato

J.A.J
-
Voluntarios de toda la provincia acudieron a la entrega a unos 50 de ellos de los diplomas que acreditan que han recibido la formación básica para esta labor . - Foto: David Pérez

La cifra es la mitad de las ayudas aportadas por la Junta a las agrupaciones de toda la región durante esta legislatura. Es algo más del doble de lo que percibieron durante el pasado mandato

La Junta ha financiado las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de la provincia con unos 506.000 euros en esta legislatura. Esta cifra supone aproximadamente la mitad del total destinado a este fin por el Ejecutivo regional en  toda Castilla-La Mancha durante este periodo de Gobierno. Así lo destacaron ayer el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig, y el delegado provincial de la Junta en Toledo, Javier Nicolás, quienes presidieron la entrega de diplomas a los participantes en la 16 edición del curso básico para convertirse en voluntario de Protección Civil.

Durante el acto, celebrado en la Escuela de Administración Regional, se hizo entrega de medio centenar de estos diplomas, que acreditan de manera definitiva a sus receptores como miembros de la protección civil, ante otros miembros de las agrupaciones de voluntarios de la provincia.

En declaraciones a la prensa momentos antes de la entrega de diplomas, Puig destacó que la provincia toledana es la que más aporta al sistema de Protección Civil autonómico. Así, Toledo cuenta con un total de 96 agrupaciones, de un total regional de 253, y 1.246 voluntarios, de un total regional de 3.300.

Por su parte, Nicolás resaltó que   el medio millón aportado a los voluntarios de Protección Civil de Toledo en esta legislatura duplica a lo que se destinó a tal fin durante el Gobierno de María Dolores de Cospedal, unos 202.000 euros. El delegado resaltó el dato de que en dos de aquellos años, 2011 y 2012, no se entregó ninguna subvención a las agrupaciones. «Era la primera vez desde 1986 que ocurría algo así», remarcó.

aportación de uniformes y material. Nicolás destacó que el uso que se ha dado a estos fondos ha sido, por una parte, la compra de uniformes y, por otra, la de material para que los voluntarios puedan prestar con garantías su auxilio ante cualquier emergencia.

Así, se han apoyado las compras de tiendas para asistencias sobre el terreno y vehículos como motobombas, para extinguir incendios, o remolques, para el transporte de material, entre otros materiales.

Por su parte, Puig trasladó «1.246 agradecimientos», uno por cada voluntario toledano, para reconocer «su labor desinteresada por los demás».