Page anuncia una «magna» exposición sobre Burgos y Toledo

A.D.M.
-

'Burgos, Toledo: orígenes de España' irá al Santa Cruz. La Fundación de la Catedral de Burgos es su organizadora y está comisariada por René Payo y Juan Carlos Elorza

Page anuncia una «magna» exposición sobre Burgos y Toledo - Foto: Diario de Burgos

El Museo de Santa Cruz acogerá entre los días 7 de abril y 2 de agosto la exposición Burgos, Toledo: orígenes de España. El evento, organizado por la Fundación de la Catedral de Burgos, fue anunciado ayer por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la celebración del último Consejo de Gobierno.
García-Page, quien está previsto que asista hoy a la inauguración del stand de Castilla-La Mancha en la Feria Internacional de Turismo (FITUR), en Madrid, anunció que se tratará de una «magna» exposición, «muy importante para nosotros y para el turismo y el desarrollo cultural vinculado al turismo». Además, destacó la labor del vicepresidente de la Fundación, Antonio Méndez Pozo, de hacer posible esta muestra.
Por el momento es posible precisar algunos detalles a partir de la cuidada planificación que la Catedral de Burgos está realizando para conmemorar el VIII centenario de su fundación en 2021. Una de las celebraciones más importantes consistirá en una amplia exposición, Burgos: Tierra de orígenes, que estará articulada en torno a catorce puntos. Como bien reza su nombre, los orígenes marcarán toda esa muestra. El origen del hombre, con Atapuerca, el origen del monacato en Castilla, del gótico o del comercio internacional tendrán su presencia en Toledo, sin olvidar las confluencias históricas y artísticas entre Burgos y Toledo.
Page anuncia una «magna» exposición sobre Burgos y ToledoPage anuncia una «magna» exposición sobre Burgos y Toledo - Foto: VÁ­ctor BallesterosEs comisario de esta exposición el historiador del arte René Jesús Payo Herranz (Burgos, 1966), vicerrector de la Universidad de Burgos, junto al historiador y arqueólogo Juan Carlos Elorza.
La muestra hablará de puntos en común entre ambas cabezas de Castilla, como son el mundo visigodo, las juderías o la cultura mudéjar. Las figuras de los reyes Alfonso VI y Alfonso X no podía quedar al margen.
Además, destacará la relación entre Burgos y Toledo a través de una figura que sus respectivos santorales tienen en común. Se trata de santa Casilda, princesa andalusí del siglo XI que abandonó la corte taifa de Toledo para instalarse como ermitaña en la Bureba. Allí sigue siendo patrona de municipios tan importantes como Briviesca, capital de esta comarca burgalesa. Ambas catedrales poseen numerosos ejemplos de representaciones artísticas de esta santa. En Toledo, Francisco Bayeu la incluyó entre los santos toledanos plasmados al fresco en el claustro de la Catedral, en el último tercio del siglo XVIII.
La relación entre ambas diócesis arzobispales -la de Burgos, desde 1574 (antes tenía el rango de obispado)- se ha manifestado a través de diferentes prelados a lo largo de la historia. Entre todos ellos destacó especialmente Bernardo de Sandoval (1546-1618), uno de los grandes prelados renacentistas toledanos. Coetáneo del Greco, Sandoval era natural de Aranda de Duero y sobrino del duque de Lerma, valido de Felipe III, circunstancia que le favoreció no poco para el desarrollo de su importante carrera eclesiástica. La conexión entre Burgos y Toledo puede destacarse también en otras importantes figuras, como el arzobispo Ximénez de Rada, primado de España y canciller mayor de Castilla, cuya Crónica de España fue traducida del latín por el prelado burgalés Gonzalo de Hinojosa (quien aprovechó para incorporarle algunas señas de identidad netamente burgalesas, como la leyenda de los Siete Infantes de Lara). El propio cardenal Cisneros falleció en una localidad burgalesa, Roa de Duero, el 8 de noviembre de 1517.
Dentro del capítulo de los artistas que trabajaron en ambos territorios, también habrá de recordarse necesariamente la obra de Felipe Bigarny o Vigarny (1475-1543). Este escultor borgoñón, que trabajó al servicio de ambas catedrales -en Burgos participó en obras junto a Diego de Siloé-, fue el responsable de las trazas del enorme altar de la Capilla Mayor de la Catedral de Toledo. Los siglos XV y XVI fueron un momento de especial conexión entre Burgos y Toledo, siendo posible destacar la actividad del arquitecto y escultor Simón de Colonia (ha. 1450-1511), natural de Burgos, quien trabajó en San Juan de los Reyes, o del arquitecto y tratadista Diego de Sagredo (ha. 1490-ha. 1528), también burgalés, responsable del importantísimo texto Medidas del Romano, que fue publicado en Toledo en 1526.
Hermanamiento en 2019. Un antecedente muy cercano a la hora de destacar los vínculos históricos y artísticos entre Burgos y Toledo fue el hermanamiento, organizado el año pasado, entre la Real Academia Burgense de Historia y Bellas Artes-Institución Fernán González y la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas toledana. En sendos actos, celebrados en ambas ciudades castellanas entre los meses de abril y junio de 2019, quedó patente su relación a través de conferencias como «Confluencias cinematográficas entre Toledo y Burgos a través de la película El Lazarillo de Tormes (César Fernández Ardavín, 1959)» (Adolfo de Mingo Lorente) y «Artistas de la Caput Castellae en el Renacimiento toledano» (José Matesanz del Barrio).