El Tajo protagonizará un foro que pide nuevas normativas

M.G
-
El Tajo protagonizará un foro que pide nuevas normativas - Foto: David Pérez

La tercera edición del Foro Ibérico del Tajo, que se celebra por primera vez en España, abordará el 7 y 8 de febrero los problemas actuales, las soluciones y la necesidad de la suma de apoyos

Toledo siempre mira de frente al río, pero los días 7 y 8 de febrero intensificará su mirada gracias a la celebración de la tercera edición del Foro Ibérico del Tajo, un congreso que tratará la situación actual del río, las soluciones, el problema del cambio climático, las deficiencias en la depuración del agua, el papel de los tribunales en el eterno conflicto derivado del trasvase y la unión de la sociedad en una sola voz que pide un caudal ecológico, medidas para frenar su contaminación, planes de regeneración de riberas y, sobre todo, un cambio normativo que ayude al Tajo a ganar salud.
España y Toledo acogen por primera vez este foro, ya que las dos ediciones anteriores se han celebrado en Portugal, una buena oportunidad «para una ciudad emblemática de la Cuenca del Tajo», explica Beatriz Larranz, presidenta del comité científico y miembro del equipo de investigación de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM). Los investigadores propusieron la iniciativa y el Ayuntamiento de Toledo se sumó con el respaldo unánime de los grupos políticos. Un gesto que agradecen tanto Larranz como Martín Molina, coordinador del comité organizador, por su implicación y su ayuda económica en un proyecto de tal envergadura.
«A mí me ilusionó mucho la iniciativa desde el principio. Soy un optimista relativo y creo que hay que cambiar la tendencia en el trato que se ha dispensado al río durante estos últimos cuarenta años», explica Molina, convencido de que la tercera edición del foro tiene un encaje especial en el calendario esta vez, ya que este año se cumplen los 40 años del inicio del trasvase Tajo-Segura. Por tanto, es una manera más de pedir un cambio normativo, la suma de todas las administraciones de las comunidades autónomas incluidas en la Cuenca del Tajo y proyectos que abordenen la problemática actual.
El grupo de investigación de la UCLM lleva tiempo analizando la  salud del río y Larranz asegura «que el diagnóstico está clarísimo». Por tanto, conociendo lo que ocurre es posible poner soluciones para impulsar la regeneración de un río que está muy castigado por su exceso de regulación, su falta de caudal y su contaminación, fundamentalmente.
«Todos los problemas del Tajo están al mismo nivel, no podemos hablar de uno más importante que otro, pero su contaminación es brutal», explica Larranz y apunta a la depuración de las aguas como una de las máximas responsables.  «Las depuradoras de Madrid y todas aquellas que llegan antes a Toledo, incluida la del Polígono, parece que cumplen con la normativa, pero los contaminantes en el río siguen siendo tantos que no permiten que se desarrolle vida como debería». En este caso, puede que el problema tenga el origen en la normativa, que tendría que endurecerse para garantizar mayor calidad del agua, puesto que al río pasa una importante cantidad de químicos y de medicamentos que lo perjudican. En este caso, la presidenta del comité científico insiste en que actualmente «hay muchos nuevos contaminantes que están sin regular», a lo que se suma la necesidad «de implementar en las depuradoras los avances técnicos» para detectar y depurar esas sustancias.
A pesar de todo, Larranz valora el esfuerzo de la Agencia del Agua de Castilla-La Mancha en esta legislatura «para implementar el sistema de depuración en todos los municipios», pero es necesario continuar trabajando e invirtiendo para que el río Tajo pueda salir de su maltrecha situación.
Portugal, un ejemplo. Esta nueva edición del Foro Ibérico por el Tajo contará con la participación de expertos e investigadores portugueses y con la presencia de sus administraciones y sus colectivos ciudadanos. Martín Molina destaca la gran implicación y preocupación de los portugueses respecto al Tajo. «Tienen un compromiso muy especial con el río», responde Larranz, aunque en España también va creciendo la solidaridad y la defensa en el Tajo gracias a las plataformas ciudadanas y al apoyo de distintas administraciones.
Por tanto, se espera una alta representación tanto por la parte portuguesa como por la española, que se irá confirmando a lo largo de los próximos días. De momento, se calcula que acudirán al congreso alrededor de 150 personas, contando con los municipios ribereños y la presencia de universitarios. El comité organizador ha cursado invitación también a distintas administraciones ligadas a la Cuenca del Tajo y al Ministerio de Transición Ecológica, este último aún no ha confirmado si asistirá algún cargo político.
El foro abordará con profundidad el problema del caudal ecológico y del cambio climático, «una realidad que no se puede cuestionar». Martín Molina subraya que  los períodos de sequía cada vez son mayores «y no podemos tener unos embalses de cabecera a un 15%». Lo mismo opina Larranz, que apunta además la necesidad de un cambio normativo para impedir que el trasvase condicione el agua de esta manera y se favorezca un modelo de gestión equilibrado para afrontar  incluso la escasez de agua en determinados momentos.
«Nos parece que el río ahora está muy mal, pero puede llegar a estar mucho peor», avisa Larranz, si no se modifican las normativas y se ajustan a la realidad y las necesidades del río Tajo y de su entorno.
El congreso abordará también el papel de la Justicia, puesto que el Tribunal Supremo está a punto de dictar sentencia sobre el recurso que presentaron los municipios ribereños, incluida también la Red del Agua, contra el Plan de Demarcación del Tajo, ya que se está hablando de un caudal mínimo, «pero se cuestiona que cumpla «con la normativa europea y la Ley del aguas».
En este caso, Martín Molina es claro:«Lo que piden las plataformas, los investigadores y la sociedad es, además de justicia, coherencia porque si somos europeos para pedir subvenciones, también para comportarnos como la Directiva marco europea nos está marcando». Larranz también habla de la oportunidad de desvincular de la política a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT).
A pesar de la problemática actual del Tajo, el foro también destacará su perspectiva cultural a través de distincias ponencias, los antiguos oficios y la importancia histórica y artística de un río con un importante peso.
conclusiones. El tercer Foro Ibérico del Tajo redactará un manifiesto de compromiso, en el que se reflexionará sobre la problemática y las soluciones del río y los organizadores confían en que logre una buena difusión y llegue a las Cortes. Cualquier persona interesada que no pueda asistir al evento podrá seguirlo a través de la web, ya que está previsto que se cuelguen las ponencias en español y en portugués para ampliar la difusión de un proyecto que suma muchos apoyos por el Tajo.