"Traer conciertos a taquilla permitiría figuras de renombre"

Lola Morán Fdez.
-

Daniel Tito Rodríguez afronta sus primeras Ferias al frente de la Concejalía de Festejos tras acceder al cargo en junio de este año y con la vista puesta en las próximas con la intención de redistribuir zonas del ferial

"Traer conciertos a taquilla permitiría figuras de renombre"

Daniel Tito afronta sus primeras Ferias de San Mateo como concejal de Festejos del Ayuntamiento de Talavera, unos festejos que requieren de una gran dedicación para que estén a la altura de los miles de visitantes que reciben cada año. Algo en lo que ha puesto empeño el edil, que se plantea incorporar cambios en el modelo de ferias que podrían implantarse ya de cara a San Isidro 2020.
Son las primeras ferias que organiza como concejal de Festejos, ¿cómo ha sido la experiencia?

Afronto el desarrollo de estas Ferias con responsabilidad y, sobre todo, con mucho trabajo. En la Concejalía de Festejos teníamos el hándicap del presupuesto, contábamos con una cantidad bastante escasa para afrontar no solo las Ferias sino el resto de eventos festivos que teníamos que desarrollar durante el año, y el principal escollo que tuvimos que salvar al comienzo de la legislatura fue el poner en marcha un presupuesto que nos permitiese afrontar esas festividades.
La Concejalía de Festejos está también ahora mismo muy escasa de personal y lo hemos tenido que suplir un poco con un trabajo bastante incesante no solo por parte mía sino también de los compañeros Carlos Gil y Luis Enrique Hidalgo, que me han echado un cable tanto en darme ideas como en la parte de gestión.
Finalmente ese hándicap se ha superado y las Ferias cuentan con un presupuesto de 162.000 euros, 15.100 menos que San Mateo 2018, según ha precisado...

Sí, en este caso el techo de gasto es de 3.000 euros menos que las anteriores Ferias de San Mateo, donde fue de 165.000 euros, pero hay que destacar que hemos incluido el coste de la limpieza de los baños y los camerinos, que en los anteriores presupuestos de San Mateo no estaban incluidos y que ascienden a 12.100 euros, con lo que si se suma todo realmente la reducción del presupuesto real es de 15.100 euros.
¿Cómo se ha podido llegar a esta cifra?

Hemos intentado reducir en la medida de lo posible aquellas partidas que consideramos que podían reducirse, también hemos intentado regatear en la medida de lo posible o intentar jugar con los cachés de los artistas para reducir el coste, pero principalmente hemos intentado aquellas partidas del presupuesto que podían reducirse, hemos intentado hacerlo.
¿Alguna en concreto?

De gastos de representación, sobre todo.
El caché de los artistas será, como siempre, lo más costoso del presupuesto...

Sí, principalmente de estos 162.000 euros que son el presupuesto general, los cachés de la plaza de la Comarca y Escenario Joven, con el IVA incluido, en su conjunto es de 95.590 euros. Si le sumamos además la Caseta Municipal, que son otros 12.100 euros, nos vamos a 107.690 euros.
¿Cuál es el artista o grupo más caro?

Café Quijano, son los que abren la plaza de la Comarca el jueves, que asciende a 22.500 euros más IVA.
Cabe destacar que la inversión total que se ha realizado para los cachés de los artistas que van a actuar en la plaza de la Comarca durante los cuatro días de Ferias asciende a 47.500 euros más IVA, y esta cantidad es inferior al coste que supuso por ejemplo el concierto de Hombres G en las Ferias de San Isidro de este año, que fue de 50.000 euros más IVA, con lo cual hemos conseguido hacer, yo creo, una programación de calidad pero a un precio más razonable y teniendo en cuenta que son diferentes estilos y diferentes actuaciones las que hemos contratado en este caso.
¿Está preparado para recibir posibles críticas por el programa?

En primer lugar, el simple hecho de entrar en el mundo de la política, como nosotros solemos decir, tienes que venir llorado de casa. El simple hecho de estar aquí supone que tienes que exponerte a críticas, lo hagas bien o no tan bien, y aunque pongas toda tu mejor voluntad para hacer el trabajo que tenemos por delante.
En el caso de Festejos concretamente, como se suele decir: para gustos los colores. Nunca llueve a gusto de todos y está claro que cada uno tendrá sus gustos y prioridades, y podrán gustarle o no las propuestas que hemos traído. Si bien es cierto que al final el presupuesto es lo que nos marca la posibilidad de traer a artistas de mayor o menor renombre. Hemos intentado complementar o compaginar artistas más conocidos o con trayectorias más relevantes con artistas que pueden dar una actuación de calidad pero que quizá todavía no son tan conocidos o que su carrera todavía no está en un punto tan alto. Y creo que también tenemos que dar oportunidades a aquellos artistas que todavía están lanzándose, muestra de ello es que hemos querido contar con teloneros locales, que también nos van a presentar  sus trabajos.
Ha manifestado ya su intención de incorporar cambios e incluso de compaginar conciertos en abierto y de pago, ¿será a corto plazo?

Nuestra intención es empezar a trabajar en la reestructuración del modelo de Ferias de cara al próximo San Isidro 2020, y nuestra intención es empezar a trabajar ya desde octubre para poder llegar a tiempo a traer una programación de calidad en mayo de 2020.
En este caso todavía tendríamos que plantear posibles ubicaciones de esos conciertos, pero sí es cierto que consideramos, porque la gente nos lo ha venido pidiendo, que hay que explorar esa nueva vía puesto que el traer conciertos a taquilla nos permitiría poder contar con figuras de mayor renombre y que, en muchos casos, con el presupuesto del que disponemos, no podríamos traer nunca a las Ferias de Talavera.
Para mi la Feria de Albacete en ese sentido es un referente. En ese sentido, se seguirán ofreciendo actuaciones gratuitas, por supuesto, pero consideramos necesario que dentro de ese cambio de modelo de Ferias no solo se revisen los espacios sino el tipo de artistas que se están trayendo.
¿Nos puede concretar algo sobre esa intención de redistribuir también espacios en el ferial?

Es algo que venimos observando desde Ferias anteriores y que también nos está reclamando mucha gente, que considera que se ha desvirtuado un poco el modelo de ferias en el sentido de que hay zonas que anteriormente eran zonas destinadas a las cañas, digamos a un lugar tranquilo donde pudieras comer o tomar unos pinchos y unas cañas y que actualmente hay una mezcla entre locales que son más  bien discotecas con este tipo de bares que son más de estar tranquilos, en familia o hablando con los amigos y que en algunos casos ya, por el ruido que se está generando, no tienen esa posibilidad. Creo que tenemos que intentar volver a recolocar los espacios, de tal manera que cada uno pueda sentirse a gusto en algún lugar de la feria, donde pueda estar la música o donde pueda estar el bar que más le puede gustar. Lo que tenemos que ver es si se va a repartir en los espacios que ya tenemos o si se crean nuevas zonas. Sí es cierto por ejemplo que hay espacios que se han ido perdiendo o degradando, como la plaza de la Juventud, y que también hay que revisar el modelo puesto que está agotado.
El Escenario Joven fue precisamente una novedad que incorporó el anterior Gobierno, este San Mateo se mantiene, ¿seguirá más adelante o regresará a la plaza de la Juventud?

Esa es una de las cuestiones que tendremos que abordar en ese nuevo modelo de ferias. Actualmente no hay ninguna decisión tomada al respecto, pero es una de las cuestiones que abordaremos.
¿Es partidario de mantener dos Ferias al año o solo una?

Aprovechando la organización de estas Ferias también he ido un poco sondeando en el entorno más cercano y además le he pedido a personas de mi entorno que también a su vez a sus familias y conocidos también le vayan preguntando y sinceramente hay una diversidad de opiniones brutal. Hay mucha gente que considera que deberíamos tener las dos ferias tal cual lo tenemos, hay gente que considera que deberíamos optar por una sola feria, generalmente San Isidro, que consideran más representativa y darle un mayor impulso en cuanto a caché de artistas y organización en general.
Esto como todo, gobernar implica tomar decisiones, si bien es cierto que es algo que todavía no hemos planteado cambiar porque acabamos de llegar y lo primero que hemos hecho ha sido ponernos a trabajar en las próximas festividades y no hemos planteado todavía la revisión del modelo de ferias desde el punto de vista de dos o una. Es una cuestión que creo que debería decidir la ciudadanía más que nosotros en este caso.
¿Se haría una consulta popular para ello?

Al igual que hablaba que Albacete en algunos casos, sobre todo desde el punto de vista del modelo de conciertos puede ser un referente, si no estoy mal informado también se estaba planteando la posibilidad de hacer una consulta sobre la posibilidad de mantener los diez días de Ferias o reducir el número de días. 
Soy una persona que está abierta a la participación, de hecho provengo del mundo asociativo, y para mi la participación es un factor importante en la gestión municipal y no habría problema en realizar una consulta si fuera necesario, si bien es cierto que todavía no es una cuestión que hayamos empezado a plantearnos.
¿Qué reto se ha marcado como concejal de Festejos en lo que respecta a las Ferias y cómo espera que sean las primeras que ha organizado?

Con el poco tiempo que hemos dispuesto para poder prepararlas y sobre todo teniendo en cuenta que teníamos un verano de por medio con lo que eso conlleva a nivel de gestión ha sido un trabajo muy intenso la verdad. Puedo decir que hemos dedicado largas horas de trabajo para intentar sacar adelante estas ferias, intentando gestionar todos esos detalles, porque unas ferias requieren de muchos detalles, quizá incluso más de los que muchas personas puedan pensar, y el poder fallar en alguno de esos detalles puede suponer o implicar que haya grandes críticas a unas ferias. Pero es cierto en ese sentido, yo siempre he intentando empatizar con anteriores concejales de Festejos, de unos y de otros colores políticos, porque considero que es una labor bastante importante y que requiere de muchas horas de trabajo.
¿Le ha dado algún consejo su predecesor?

Bueno, en este caso la persona que me ha dado consejos de cara a unas Ferias ha sido Carlos Gil como concejal de Festejos, que también estuvo durante doce años en gestión municipal gobernando, y en este caso Luis Enrique Hidalgo, que ha sido trabajador del propio área de Festejos y que también conoce muy bien cómo se tienen que organizar. En este caso conoce más concretamente la parte administrativa de cómo se organizan no solo las Ferias, sino todos los eventos que desde la Concejalía de Festejos se preparan a lo largo del año y que tienen un calado importante en nuestra ciudad.