«Es difícil abstraerse y no vivir las ferias intensamente"

Leticia G. Colao
-

El periodista talaverano Julián Garvín, director de Informativos de Kiss FM, abrirá esta noche San Mateo con un emotivo pregón con el que buscará la complicidad con todos los presentes

Julián Garvín recibió la Antena de Plata este verano - Foto: L.T.

Periodista, poeta y talaverano por encima de todo. Julián Garvín, Antena de Plata 2019, será esta noche el pregonero de San Mateo, para lo que se ha preparado un texto cargado de emotividad dictado desde el corazón. Asegura que nunca se había imaginado en el centro de la plaza de la Comarca dirigiéndose a sus vecinos, pero lo reconoce como un honor para el que espera estar a la altura.


¿Cómo recibió el nombramiento, quién se lo comunicó?
Lo he recibido con mucho orgullo. Hablé inicialmente con Daniel Tito, concejal de Festejos y Juventud y es un honor tremendo y también una responsabilidad. Pero muy honrado y encantado de que hayan pensado en mí.
¿Complicado lo de pregonar en casa?
Sí, es complicado porque tienes esa disyuntiva de decir no me quiero dejar nada, quiero que sea algo bonito, emotivo, que salga del corazón pero tampoco quiero aburrir a las ovejas. Estás siempre en esa dicotomía de no extenderte mucho, no dejarte nada y sobre todo resultar... no sé si ameno porque esto de los pregones es algo complicado de hacer, pero sí tocar aquello que la gente comparte contigo, que se sientan un poco identificados y que lo que yo diga les suene como suyo.
¿Se lo había llegado a imaginar en algún momento?
No, para nada. Me vine a Madrid a vivir por cuestiones educativas, a estudiar Periodismo en 2003 y aquí surgió la posibilidad laboral de quedarme a a trabajar y aquí sigo, pero he estado siempre muy vinculado a Talavera. He nacido allí, me he criado allí y sobre todo sigo teniendo allí a toda mi familia. Voy mucho, hablo mucho de Talavera y es algo que siento muy dentro.
Siempre veía a los pregoneros como algo ajeno a mí, personalidades determinadas que iban a hablar de mi ciudad o de su experiencia con mi ciudad pero nunca me había puesto en la situación de tener que ser yo el pregonero. Por eso me da más alegría, un orgullo y una sorpresa.
¿Cómo será el pregón, le tiene ya definido?
Estoy todavía con ello porque es muy difícil. Lo que quiero sobre todo es hablar con el corazón, hablar de lo que significa para mí Talavera, y recordar a los talaveranos que es lo que tiene esta ciudad, que parece que se habla muy a la ligera de qué tenemos en turismo, en la economía, qué hay en la cultura... pero quizá si nos lo recuerdan, si hay alguien que nos lo dice, nos lo vamos a creer mucho más.
Como buen talaverano, habrá vivido muchas ferias... ¿Ha sido muy fiestero?
(Risas) Fiestas, fiestas... el que esté leyendo esto y me conozca sabrá que fiestero no es la mejor palabra para definirme. Pero sí, he vivido las ferias como cualquier talaverano, es muy difícil abstraerse siendo de Talavera y no vivir las ferias de forma intensa.He vivido las ferias de San Mateo, San Isidro, he vivido fervientemente la Semana Santa, Las Mondas, la Virgen del Prado... en fin, en Talavera nos gusta mucho celebrar y no como algo de mirarse el ombligo, sino que hacemos las fiestas abiertas a todo el mundo, prueba de ello es la plaza de la Comarca, esta forma de integrar a los pueblos de la comarca en nuestra fiesta.
Y las he vivido, claro, he estado en las casetas, en las casetas de las discotecas, en los montículos tomando algo con mis amigos, desde la Caseta Infantil cuando tenía seis o siete años... desde el inicio como todos los talaveranos.
¿El concejal ha hablado de introducir conciertos de pago para revitalizar y dar un nuevo aire a la fiesta… le gusta la idea?
Si esta medida va a servir para revitalizar la fiesta, hacerla más dinámica y traer grupos que abarquen un mayor espectro de audiencia, es buena cosa. Entiendo que los precios no serán en ningún caso abusivos, sino asumibles, unos precios de feria. Esto es algo que se hace ya en muchos sitios, creo que Albacete lo hace y es todo un éxito... si funciona en otros sitios porque no va a funcionar aquí. Es verdad que nosotros estamos acostumbrados a conciertos gratuitos, yo he visto grandes grupos y grandes conciertos en Talavera de forma gratuita.
Si esto ayuda a dinamizar la fiesta y a que haya más público, pues bienvenido sea...
¿Y el resto de la ciudad, como periodista, imagino que seguirá de cerca la actualidad de Talavera…
Sí, mucho. Soy un talaverano que está fuera pero por razones circunstanciales, porque mi trabajo está aquí y porque he formado mi familia en Madrid. Pero yo estoy vinculado con Talavera desde que nací y estaré vinculado con Talavera hasta que me muera.
Sigo mucho la actualidad de Talavera, el día a día, lo que nos pasa malo que es mucho, toda la situación de precariedad laboral, esta crisis galopante que tanto se está cebando con nuestra ciudad, y espero que pronto podamos sacar la cabeza del hoyo... sobre todo la gente que tiene mano, los políticos. Hace falta un revulsivo, que alguien mueva ficha, que se mueva algo en Talavera y que vuelva a ser la ciudad que ha sido hace años, la que me contaban mi padre y mi abuelo, una ciudad próspera, comercial, económicamente dinámica... esa ciudad que parece que se ha apagado un poco... y digo un poco porque también es verdad que los talaveranos hay veces que nos ocupamos mucho de lamentarnos en exceso. Es cierto que la situación es dura pero nosotros lo contamos todavía más duro. La situación es de emergencia pero tenemos que sacar pecho, tenemos muchos mimbres y tenemos cosas muy buenas y creo que eso es lo que hay que poner en valor.
También sigo lo bueno que nos pasa, que es mucho, todo el entorno cultural, como ahora con el centenario del poeta Rafael Morales, como buen enamorado de la poesía. El homenaje que le hicieron, la figura de Rafael no se va a repetir en otros 100 años, y los talaveranos debemos valorarlo.
¿Tengo entendido que presume usted mucho de talaverano, y de cerámica…?
Sí, soy un enamorado de la cerámica de Talavera como no puede ser de otra manera, no puede ser uno talaverano y no estar enamorado de la cerámica de su ciudad. No te dan el carné de talaverano si no te gusta la cerámica. Me gusta mucho y presumo de la cerámica de Talavera, hay muchos talleres y alfares de los que tengo piezas en casa, me voy a tener que salir de casa porque no me caben (risas), y sobre todo es verdad que soy un talaverano practicante. Me gusta hablar de mi ciudad hasta la pesadez, la gente que me conoce sabe que soy talaverano por exceso.
¿Y también le ha influido mucho la poesía talaverana en su otra actividad, la de poeta… como seguidor de Benito de Lucas, Rafael Morales, José Hierro, Pedro Tenorio…?
Desde muy pequeño consumí mucha poesía por unas jornadas que se realizaban en la biblioteca José Hierro y también en la Galería Cerdán. Para mí, la Galería es el centro neurálgico de la cultura en Talavera, lo que ha hecho Manolo con su galería es algo que los talaveranos no vamos a tener vida para pagarle. Ha sido un auténtico motor dinamizador de la cultura talaverana, un tipo desinteresado que ha trabajado por la poesía y las letras talaveranas como el que más y tenemos que estarle muy agradecidos.
Efectivamente me acerqué a la poesía gracias a esas lecturas poéticas en la galería. Hemos visto ahí grandísimas figuras de la poesía y a mi me picó el gusanillo de la escritura, me gustaba escribir desde muy joven, y probé con la poesía. Edité un libro, Los Versos Vivos y lo presenté precisamente en Talavera, en la Galería Cerdán. Es uno de los orgullos más grandes, haber conseguido escribir un libro y presentarlo en Talavera donde yo veía los grandes poetas recitar sus poemas.
Sí, soy un enamorado de Talavera y de su poesía, por supuesto.
¿Publicó este libro en 2014… Pero qué son Los Versos Vivos?
Los Versos Vivos eran unos poemas que yo tenía desde muy joven, que fui acumulando en una carpeta, y que escribí fruto de esos encuentros o de mis lecturas individuales. Una buena amiga, también aficionada a la poesía, me recomendó llevarlo a un editor, le hice caso y sonó la flauta.Versos Vivos porque eran poemas que tenía escritos desde hace muchos años y fueron evolucionando conmigo, yo los releía, los reescribía, cambiaba párrafos... han estado vivos durante muchos años hasta que se han publicado.
¿Tendrá algo de poesía el pregón?
Esto es una grandísima responsabilidad porque con poetas talaveranos tan enormes... algo de poesía tendremos que compartir, pero todavía no sé si será algo mío, o si me decantaré por algún poema de algún grandísimo talaverano... no sé.