Los «personalismos» frenan la marca 'Melón de la Mancha'

S.L.H
-

Los «personalismos» frenan la marca 'Melón de la Mancha'. Es uno de los problemas que ha identificado la Interprofesional. El melón de esta tierra debe llevar «el nombre de esta tierra», añade el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo.

El consejero de Agricultura inauguró en Toledo el XLIX Seminario Nacional de Técnicos y Especialistas en Horticultura.

En Castilla-La Mancha existe una Indicación Geográfica Protegida (IGP) ‘Melón de la Mancha’, pero parece que algunos productores y comercializadores desconocen su existencia. La Interprofesional del Melón y la Sandía de la región lamenta que no se esté explotando como se debiera esta IGP por ciertos «personalismos». «No se puede etiquetar de cualquier manera por vender», dijo el presidente de la Interprofesional, Cristóbal Jiménez, quien añadió que en el melón debería de aparecer la etiqueta ‘Melón de la Mancha’, aunque luego «el productor ponga la suya».
Jiménez hizo estas declaraciones antes de inaugurar, junto al consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, y el director territorial de Cajamar, José Antonio Guerrero, el XLIX Seminario Nacional de Técnicos y Especialistas en Horticultura, en la Escuela de Administración Regional de Toledo.
Pero Jiménez fue más allá y apuntó que el «personalismo» de ciertos productores y comercializadores está frenando que la citada etiqueta no viaje en estos momentos por media Europa, pues «el 95% del melón verde que puede haber ahora mismo en Europa procede de la Mancha», dijo.
El consejero también señaló este problema como uno de los principales que padece el sector en estos momentos. Martínez Arroyo alertó de que hay que empezar «a etiquetar el melón de esta tierra con el nombre de esta tierra» si queremos que este producto dé un paso adelante.
Martínez Arroyo destacó  que del total de hectáreas de horticultura de Castilla-La Mancha, 10.000 lo son del melón y la sandía, «cultivos con mucha rentabilidad que generan mano de obra y riqueza», lo que puede denominarse como «cultivos sociales, por lo que significan de aporte al futuro del medio rural en el cual se asientan».
De esta forma, apostó por seguir apoyándolos desde el Gobierno de Castilla-La Mancha  y recalcó la importancia de jornadas como ésta que ayudan a que se avance en tratamientos de sanidad vegetal. 
Desde el Ejecutivo regional, esta investigación se lleva a cabo desde el IRIAF cuya labor, «impulsada la legislatura pasada, va a seguir avanzando».