Toledo tendrá Plan de Movilidad 8 meses tras su adjudicación

M. G.
-

El Ayuntamiento dispone del pliego de prescripciones técnicas que regirá la licitación para la asistencia técnica de este proyecto necesario, que se incluirá en el nuevo Plan de Ordenación Municipal para planificar el mejor desarrollo de la movilidad

Toledo tendrá Plan de Movilidad 8 meses tras su adjudicación - Foto: Yolanda Lancha

El proyecto del Plan de Movilidad Urbana Sostenible echará a andar el próximo año en Toledo una vez que el Ayuntamiento saque a concurso la asistencia técnica para su redacción. Este documento, que estará listo en un plazo máximo de ocho meses una vez que haya adjudicatario, regirá la planificación de la movilidad en la ciudad con medidas a corto, medio y largo plazo que ayudarán a que la ciudad corrija sus deficiencias, y cumplirán «con el desafío» de la movilidad sostenible.
De momento, el calendario está abierto y no se han fijado las fechas, pero todo indica que el equipo de Gobierno municipal podría poner en marcha en estas semanas la licitación, puesto que ya dispone de los correspondientes pliegos técnicos del concurso, se los ha facilitado a los grupos políticos, y tiene perfilado el objeto de contrato para la redacción de un completo documento que se incluirá en el futuro Plan de Ordenación Municipal (POM), que costará algo menos de 100.000 euros, puesto que esa cantidad es la que se ha fijado como coste máximo y las licitadoras suelen presentar ofertas a la baja porque puntúan alto en los concursos municipales.
El Plan de Movilidad Urbana Sostenible lleva un retraso considerable en la ciudad a pesar de los ensayos del Ayuntamiento desde hace años. Se intentaron poner los mimbres del proyecto en el año 2012 cuando la concejalía de Tráfico corría a cargo de Rafael Perezagua, pero la idea se quedó finalmente en el aire y volvió a cobrar forma en la legislatura anterior de Tolón, pero tampoco se llegó a materializar. Sin embargo, se trata de un documento muy valioso, exigido además por la normativa urbanística, «para identificar las necesidades y planificar, programar y coordinar las actuaciones que afecten a la movilidad».
En este sentido, la ciudad tiene  tarea pendiente por delante para  la mejora del tráfico rodado, el fomento del transporte urbano, la gestión de la oferta de estacionamiento, la regulación de control y acceso al Casco, la creación de más itinerarios para la movilidad a pie, la distribución de las mercancías, la incorporación de nuevos viales, la mejora del tráfico en nuevos espacios como el hospital del Polígono y el uso de la bicicleta como transporte alternativo. En este último caso, el análisis de movilidad y tráfico obligatorio debe incluir también un estudio centrado en la circulación de carriles bici, puesto que la normativa lo obliga por tratarse de una ciudad de más de 75.000 habitantes.
El documento que elaborará la adjudicataria una vez que salga y se encarrile el concurso tendrá que incluir «indicadores suficientes» para lograr ese avance hacia la sostenibilidad, como el volumen de desplazamientos, consumos energéticos, ocupación del espacio público, el ruido y las emisiones atmosféricas. El análisis de estas últimas resulta muy valioso para ir cumpliendo con su reducción y lograr una mayor calidad del aire según las normativas vigentes españolas y europeas
La segunda parte del Plan de este Plan de Movilidad se centrará en la búsqueda de medidas por parte del Ayuntamiento, teniendo en cuenta que deben ser viables desde el punto de vista económico, a través de distintos planes de actuación que ayuden a solventar las necesidades y a poner en marcha mejoras importantes para la movilidad en una ciudad que seguirá creciendo y desarrollándose en los próximos años.

licitación. El trabajo no parte de cero y la adjudicataria de este proyecto cuenta para apoyarse con el Plan Especial del Casco Histórico (PECHT), el Plan General de Ordenación de 1986 y sus modificaciones actuales, algunos estudios de movilidad que se realizaron para el POM anulado de 2007, el inventario de caminos públicos, los estudios de movilidad del hospital y de las líneas de autobuses, análisis de turismo y otros de accesibilidad que se han manejado en los últimos años.
«Mejorar la calidad de vida de los vecinos» es uno de los objetivos prioritarios, con lo que también se deberá incluir medidas de peatonalización en el Casco, las futuras conexiones entre barrios, como Azucaica y el Polígono, la ordenación de las riberas del río y el proyecto de Safont, la movilidad del Hospital en el Polígono, las posibles mejoras del transporte público y su conexión con las estaciones de autobuses y del tren. Pero quizá también habría que incluir en este estudio nuevas infraestructuras, como los futuros cuarteles de la Guardia Civil y de la Policía Local, que se acompañarán de cambios en la movilidad.
En relación a la licitación, el pliego de prescripciones técnicas obliga a la futura adjudicataria a poner en marcha un equipo técnico multidisciplinar  «que abarque diferentes especialidades» y con experiencia suficiente en planes de movilidad para «la correcta elaboración  del documento en tiempo y forma».
La redacción también exige unos requisitos mínimos a tener en cuenta: plazo de ejecución de las medidas, cronograma, presupuesto y beneficios de su puesta en marcha. Además, está previsto que las iniciativas se agrupen en distintos programas para facilitar su implantación y la inclusión de indicadores de seguimiento para controlar el efecto de las distintas medidas.
El contrato costará algo menos de 100.000 euros, ya que el presupuesto base se ha fijado en 99.825 euros, y las licitadoras suelen presentar ofertas más ventajosas. Se trata de un proyecto financiado en un 80% por los fondos europeos Feder y en un 20% por el Ayuntamiento de Toledo.
Al margen de la puntuación por la oferta económica, la licitación añade una serie de criterios evaluables basados en la memoria técnica, las mejoras que pueden añadirse en  la propuesta, como la redacción de la Ordenanza de Tráfico y Circulación, y dos estudios relacionados con las conexiones viarias y la carga y descarga de mercancías. También se valorará a aquellas empresas que incluyan asistencia técnica y consultoría una vez que se ponga en marcha el Plan de Movilidad Urbana Sostenible.