Logisfashion abrirá su planta logística de Toledo en abril

M.G
-
Instalaciones de Logisfashion. - Foto: Yolanda Lancha

El operador logístico calcula que este año manejarán desde Toledo 80 millones de unidades de ropa. La empresa trabajará a pleno rendimiento en el mes de junio


Montepino está ultimando la plataforma logística que ha levantado en el Polígono Industrial, que gestionará el operador logístico Logisfashion a partir de abril, el mes que aparece ya señalado en el calendario para iniciar la actividad en una primera fase, en la que se incorporarán 250 trabajadores.
La construcción de esta imponente plataforma logística de más de 80.000 metros cuadrados, la de mayor tamaño en la ciudad, se está realizando en tiempo récord, puesto que la primera piedra se puso en el mes de julio. En este caso, el proyecto ha exigido una intensa coordinación entre la obra en sí y la implantación logística «como exigen los nuevos tiempos», ha explicado esta mañana José Vera, vicepresidente de operaciones de Montepino, durante la visita a las instalaciones.
La nave dispone de más de cien muelles de carga «que permiten operar de forma simultánea», cumple con todos los estándares internacionales de logística, seguridad y certificaciones medioambientales que, entre otras cosas, han posibilitado que se convierta en la plataforma logística «más moderna y tecnológica de Toledo». Además, Vera ha añadido algunas «singularidades» de la infraestructura, como un sistema de evacuación por túneles subterráneos que añade un plus a una plataforma que operará en abril «de forma más manual», pero estará a pleno rendimiento en junio.
En este caso, desde Montepino Logística agradecen el esfuerzo de las administraciones y de los técnicos municipales en los últimos meses para combinar la construcción con la implantación logística porque el proyecto necesitaba este trabajo simultáneo. Esta empresa, dedicada exclusivamente a la construcción de este tipo de infraestructuras, está levantando más de 400.000 metros cuadrados de naves especializadas en logística en la zona centro de España, incluidos los cuatro proyectos en Castilla-La Mancha, concretamente, en Toledo, Ontígola y en Cabanillas del Campo, Guadalajara.
Está previsto que la actividad de Logisfashion se inicie con 250 trabajadores, tal y como ha señalado su consejero delegado, Juan Manzanedo, aunque aseguró que el personal irá creciendo a lo largo de los meses, sobre todo, en «épocas de estacionalidad», ya que el sector textil tiene meses de importante rendimiento, en los que está previsto aumentar al doble la plantilla.
Estos nuevos empleados se sumarán al millar que que tiene actualmente la empresa. Desde Logisfashion informan que el 70% de la plantilla serán mujeres.
Además, se calcula que en mayo ya estarán operativos todos los automatismos necesarios para mantener la actividad. «Nuestra perspectiva para este año es manejar desde aquí 80 millones de unidades de ropa desde aquí, que van a ser distribuidas por todo el mundo».
Este importante proyecto, con una inversión de 40 millones de euros, entrá de lleno en el sector de la distribución del textil apoyando a las empresas españolas. Logisfashion es un operador logístico multinacional, que se fundó en 1996, dedicado a la industria de la moda y el ecommerce, este último aporta el 50% de su facturación en España. Se trata de una gran empresa que ha ido tomando nombre a lo largo de los años y cuenta actualmente con 22 centros de distribución en Europa -contando con los de nuestro país- América y Asia.
Las instalaciones que Montepino está ultimando se han levantado sobre una parcela de 135.700 metros cuadrados. Además, la nave climatizada tiene unas importantes dimensiones, 400 metros de largo por 190 metros de ancho y una altura de 15 metros. La construcción en una sola planta facilita también garantiza que Logisfashion «sea enormemente competitivo en la capacidad de almacenaje y en todos los tiempos del proceso logístico».
También el proyecto ha incluido un edificio de oficinas de tres plantas, de más de 3.200 metros cuadrados, y un aparcamiento con capacidad para 500 vehículos.
Los responsables del operador logístico están muy satisfechos también por haber conseguido la certificación energética leed, un sello medioambiental internacional que  obtienen los centros que reducen las emisiones de CO2, el consumo de agua y energía sin renunciar a las comodidades de un edificio «confortable y de calidad» para los trabajadores.