Tres artistas de Agen en San Marcos

C.M
-
Nuria Cogolludo presentó la exposición acompañada por los artistas franceses invitados. - Foto: La Tribuna

La sala del Centro Cultural abrirá el día 1 de marzo -y hasta el 24- una exposición compartida por los creadores franceses Hélène Michel, Jean-Louis Tartas y Laetitia Lanic

Nuria Cogolludo compartió mesa con los tres artistas invitados a la muestra que en el Centro Cultural San Marcos, del 1 al 24 de marzo, recorrerá parte de la obra -pintura y escultura- de Hélène Michel, Jean-Louis Tartas y Laetitia Lanic   llegada, claro está, desde la ciudad francesa de Agen. Por ser una de las localidades hermanadas con Toledo con la que la comunicación es más frecuente, la Asociación para las Relaciones Interciudades Alfonso X el Sabio -dedicada a potenciar actividades con las ciudades con las que Toledo está hermanada- decidió organizar, junto con el área de Cultura municipal, esta muestra a modo de intercambio cultural.
La concejala de Cultura, que compartió mesa con los artistas seleccionados para este recorrido, agradeció la «labor desinteresada y altruista» de un colectivo esencial para «impulsar muchos de los hermanamientos de la capital con otras ciudades» y para «mantener vivas estas relaciones». Así, Cogolludo apreció que el Gobierno municipal «tiene muy presente los hermanamientos de Toledo», lo que ratificó recordando el homenaje que se los rindió en el último espectáculo de ‘Luz Toledo’, o la organización de esta muestra. En este punto, y preguntada sobre la posibilidad de que este intercambio artístico sea recíproco, prefirió la concejala no adelantar las iniciativas organizadas, aunque sí avanzó «que habrá más propuestas en el futuro» que, aseguró, «estarán cerradas en abril o mayo». Es posible que se refiriera a la conmemoración del 30 aniversario del hermanamiento con Corpus Christi (Texas, EEUU) y a la posibilidad de exhibir una muestra fotográfica.
En cuanto a las piezas y a sus argumentos conceptuales y estéticos, poco apuntó el escultor Jean-Louis Tartas sobre una creación que aborda el ser humano, un hombre casi desnudo y frente al mundo. Tan sólo apuntó la  máxima ‘Vida y sueño’ para referirse a un proceso hacedor en el que explora el hombre en su movimiento y, recientemente, interpelado hacia la migración induciendo pobreza y urgencia mezcladas con hambre y sed de ser, de encontrar su sitio.
Por su parte, Laettia Lanic secundó la opinión de su antecesor en el turno de palabra -sobre que complicado hablar de la propia obra- pero avanzó que utiliza una técnica medieval -pintura al temple, también conocida como témpera-, cuya base es la yema de huevo. Su trabajo atañe más bien a lo sagrado, es la expresión de un asombro ante lo que está más allá de la artista.
Finalizó Hélène Michel apuntando que si trabajo «evoca la pintura en sentido propio y figurado» a través del «diálogo entre el pasado y el presente». Bajo esta premisa, aborda el concepto de la mirada a través de la idea del pretexto jugando con el encuadre y con la  yuxtaposición de cuadros como una puntuación de escrituras y formatos.
La exposición se puede visitar de forma gratuita en el Centro Cultural San Marcos del 1 al 24 de marzo; de martes a viernes de 11,00 a 14,00 horas y de 17,00 a 20,00 horas; y sábado y domingos, de 11,00 a 20,00 horas. El viernes, 1 de marzo, será inaugurada a las 12,00 horas.


Firmado el 21 de junio de 1973. El anterior alcalde de Toledo, Emilano García-Page, viajó en junio de 2013  a la ciudad francesa de Agen a la celebración de los actos oficiales del 40 aniversario de su hermanamiento con la ciudad de Toledo, en la misma participaron los alcaldes de ambas ciudades, Emiliano García-Page y Jean Dionis du Séjour, quienes renovaron los lazos culturales que unen a las dos localidades.
De hecho, el hermanamiento se firmó el 21 de junio de 1973 por los ex regidores Ángel Vivar Gómez, por parte de Toledo, y el Doctor Esquirol, por parte de Agen. En este sentido, cabe recordar que el origen de la vinculación cultural de ambas ciudades surgió a finales del siglo XI, cuando un monje Clunisien, Bernard d’ Agen, fue nombrado el primer obispo de Toledo reconquistada a los árabes.