Venta de Aires cita a los toledanos a una cena solidaria el 12 de junio

latribunadetoledo.es
-

El director de Cáritas agradeció la organización de un evento que tiene como objetivo «ayudar a los más necesitados» en un tiempo en el que la recuperación «no llega a todos por igual»

Julián Bejarano, José María Marín, Andrés Marín y Ángel Nicolás son los organizadores de la cena solidaria a celebrar el próximo 12 de junio a las 21,30 horas en Venta de Aires. Con el fin de recabar donativos destinados a cubrir las necesidades básicas que requieren hoy día miles de familias, la cita cuenta con la colaboración de Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha, Fedeto y Cáritas de Toledo.
La campaña de colaboración ya está activada, por lo que las personas que deseen secundar esta campaña ya pueden reservar su plaza en el restaurante Venta de Aires previo donativo de 30 euros. Y puesto que en este tipo de ocasiones hay ciudadanos que desean colaborar de otra forma, Caja Rural ha habilitado una cuenta ‘Mesa Cero’ -3081 0176 68 2588 6568 23- con la finalidad de destinar íntegramente la recaudación a Cáritas.
Con esta cena benéfica, se busca ayudar «a todas estas familias que tan mal lo están pasando, y concienciar a la gente que un simple gesto, y entre todos, podremos dar una gran ayuda». Antonio Espíldora agradeció, como director de Cáritas Diocesana, la ayuda desinteresada de los organizadores y colaboradores «para que todo salga adelante y llevemos a cabo nuestro objetivo, que es el de ayudar a las familias necesitadas».
Además, el menú solidario elaborado por Venta de Aires será servido por unos ‘camareros’ muy especiales, ya que hará lo propio un conjunto de alumnos voluntarios del colegio Carmelitas de Toledo. Así, y con la ayuda desinteresada de un importante número de empresas y entidades, desde Cáritas se continuará  «no sólo atendiendo las necesidades materiales, sino también contribuyendo al mantenimiento de las personas y su desarrollo integral, reconociendo su dignidad».

Datos que golpean en el rostro. En este sentido, y mostrando la otra cara de la moneda de la supuesta recuperación económica,  Espíldora recurrió a la encuesta de condiciones de vida, publicada por el Instituto Nacional de Estadística, para apreciar que «los datos no son esperanzadores en la región». De hecho, destacó que el informe «indica una tendencia al mantenimiento y agravamiento de la situación en riesgo de pobreza, ya que en la región más de un 36 por ciento de la población está en situación de alto riesgo de exclusión». Datos, sentenció, que «golpean en el rostro».
Por su parte, Andrés Gómez Mora aludió a la importancia de «llegar a la conciencia de la gente» y dijo estar convencido de que «está claro que vamos a ir a mejor», eso a pesar de que «es un proceso lento que irá llegando porque ya ha comenzado a otros niveles».