Daniel Blanco logra dos oros en el Europeo de salvamento de Torrevieja

Sergio Miguel
-

El nadador del Oriol reconoce que no tuvo claro que se llevaría el título en los 90 metros sprint hasta que cruzó la línea de llegada

Daniel Blanco logra dos oros en el Europeo de salvamento de Torrevieja

El salvamento y socorrismo toledano sigue dando noticias felices y el último en saborear las mieles del éxito en esta disciplina ha sido Daniel Blanco Garde. Este nadador, que compite defendiendo los colores del club capitalino Oriol Imperial, logró hacerse con dos títulos en el Campeonato de Europa Júnior de la especialidad, celebrado en la localidad alicantina de Torrevieja.
En concreto, el toledano ha conseguido hacerse con los triunfos en las pruebas de 90 metros sprint y en el relevo de 4x90 metros sprint. Se trata de un gran éxito porque la competitividad ha sido alta, ya que han concurrido a estos campeonatos representantes de quince naciones diferentes.
Para colgarse la medalla de oro, Daniel Blanco tuvo que imponerse en su prueba a Maxime Oustalet, de la selección francesa, y a Bruno Cerra, de la italiana, que completaron el podio de la prueba individual de los 90 metros sprint en Torrevieja. Tal y como él mismo relata, «no tuve claro que ganaba hasta el final; el único que se puede permitir levantar los brazos en una competición es Usain Bolt». De esta forma, confiesa que «sólo pensaba en llegar lo antes posible a la meta».
En cuanto a la carrera, recuerda que «salí muy agachado para lo que suele ser habitual en mí y cogí mucha inercia desde el principio». Eso le permitió a Blanco «tener bastante margen». Aunque no se confió, reconoce que una vez adquirida la ventaja le tocó «mantenerla respecto al francés».
El toledano está cuajando una buena temporada y cabe recordar que también se llegó a hacer con el título de campeón de España y con el bronce europeo de la categoría absoluta en esta misma prueba. Sin embargo, ya el hecho de formar parte del equipo nacional debe considerarse un verdadero éxito para el nadador del Oriol Imperial, puesto que «es realmente complicado entrar en la Selección, porque hay mucho nivel».
Lo cierto es que el capitalino «no esperaba» adjudicarse estas dos medallas de oro. Aunque repite que «el trabajo que se hace es mucho, no siempre se consigue la recompensa que se busca». Y es que se trata de una prueba complicada y, como Blanco revela, «puedes estar más tenso de lo normal ese día y que en la salida te adelantes, sea nula y se vaya todo el esfuerzo a la basura».
El nadador capitalino sólo lleva dos años practicando de forma específica el salvamento. Asegura que «después de estar en el Patronato fui al Oriol Imperial para hacer natación, pero al final me enganchó más el socorrismo». De hecho, su progresión tiene mucho que ver con que «le eché más ganas y se me deba mejor», además de con la preparación que recibe en su club de la mano de «Roberto Navalón», el entrenador, que ayuda a que «no se note tanto que estemos en Toledo, una ciudad que no tiene playa» para lograr tan buenos resultados en competiciones internacionales.