Lavado de cara y borrador en las calles de Escalona

LT
-
Lavado de cara y borrador en las calles de Escalona

El Ayuntamiento limpia el mobiliario urbano de grafitis y apela a los vecinos para respetar el espacio público

El Ayuntamiento de Escalona ha procedido en los últimos días a la limpieza de pintadas y grafitis en el mobiliario urbano y espacios públicos. Para ello, el Consistorio se ha visto obligado a comprar una máquina arenadora para el lavado de pintadas con arena de vidrio, que permite una limpieza profunda de materiales delicados sin causar daños.

Con este plan de limpieza de pintadas, el Ayuntamiento de Escalona, una localidad perteneciente a la comarca de Torrijos con 3.200 empadronados, pretende mejorar la imagen del municipio, que se ve muy dañado por estas conductas incívicas que desluce un entorno privilegiado como es Escalona.

En este sentido, los operarios especializados han limpiado de pintadas mobiliario urbano como bancos o muros de las calles de esta localidad que recibe a miles de visitantes cada verano por la cercanía del río Alberche y un rico patrimonio artístico, como el castillo de Escalona, originario del siglo XV, la plaza del Infante Juan Manuel, declarada Bien de Interés Cultural, el convento e iglesia de los Concepcionistas, también declarada Bien de Interés Cultural y correspondiente al siglo XVI, la iglesia de San Miguel Arcángel, así como las murallas medievales y las puertas.

Además, el Ayuntamiento de Escalona, presidido por el también presidente de la Diputación, Álvaro Gutiérrez, realiza un llamamiento público a la colaboración ciudadana y al civismo, para poder evitar estas conductas, por lo que apela a la conciencia de todos los vecinos para que respeten el patrimonio para conseguir así un municipio más limpio del que todos los vecinos de Escalona se puedan sentir orgullosos.

Por otro lado, el Ayuntamiento entregó el pasado jueves en el salón de actos del Consistorio la entrega de diplomas y carnés acreditativos del curso de primeros auxilios y manejo de DESA.

Este curso congregó a un total de 17 participantes donde todos tuvieron clases teóricas, como prácticas de RCP (reanimación cardiopulmonar) o el conocimiento para poder actuar ante un atragantamiento utilizando la maniobra de Heimlich o los aparatos anti-atragantamientos de que dispone el municipio desde hace varios meses en dependencias municipales, tales como la biblioteca, el colegio, el instituto, la residencia, el pabellón deportivo o la Policía Local.