Anpe pide más concreción en las órdenes del próximo curso

Redacción
-

El sindicato Anpe pide más concreción en las instrucciones de cara al próximo curso escolar. Reclaman la adaptación de los espacios para garantizar la distancia social. En caso de que no sea posible, piden nuevos espacios o aulas prefabricadas.

A Anpe le preocupa cómo se llevará a cabo las medidas que garanticen la dustancia de 1,5 metros entre los alumnos. - Foto: Ángel Ayala

El sindicato ANPE pidió este martes a la Consejería de Educación «más concreción» en las instrucciones remitidas a los centros educativos de cara al inicio del próximo curso escolar, al considerar que se trata de «un documento muy abierto», que deja en manos de los centros muchas responsabilidades como la creación de «una enfermera escolar», figura que este sindicato considera clave para prevenir y detectar cualquier caso de Covid.
En una rueda de prensa, el secretario regional de Anpe, Ramón Izquierdo, acompañado de la secretaria regional de Acción Sindical del sindicato, Marta Nuño, y del secretario de Comunicación, Manuel Tébar, planteó las propuestas de esta central de cara al inicio del nuevo curso escolar y para que la vuelta a la enseñanza presencial sea «segura y controlada y genere confianza a padres y profesores».
Entre estas medidas, que ya trasladaron a principios de este mes a la Consejería, destaca la adaptación y renovación de los actuales espacios de los centros educativos, de manera que se garantice el cumplimiento de la distancia de 1,5 metros y, en caso de que no sea posible, que se busquen otros espacios que puedan poner a disposición las entidades locales o se instalen aulas prefabricadas.

ENFERMERA ESCOLAR. Anpe también demanda la creación de la figura de «enfermera escolar» y, en este punto, lamenta que, en las instrucciones remitidas este lunes por la Consejería a los centros, «se diga que esto se hará si el centro lo decide», cuando se trata de un trabajador clave para el asesoramiento de las medidas de higiene y la detección precoz de cualquier caso.
Izquierdo señaló que todas estas medidas requieren de un aumento de aulas y también de profesores, así como de un Plan de Digitalización como complemento a la enseñanza presencial, que este sindicato considera «insustituible», si bien insistió en que la vuelta a las aulas «tiene que ser segura, dar certidumbre a los centros y las familias», por lo que la Consejería debe aportar más concreción en las instrucciones a los centros y «no pasar la responsabilidad a los centros y los profesores».
En este punto llamó la atención sobre el hecho de que si, por ejemplo, en algunos centros no se puede cumplir las medidas de distancia, la Consejería debería tenerlo previsto y aportar ya la solución, porque la instalación de una aula prefabricada no es instantánea.
Por su parte, la responsable regional de Acción Sindical de Anpe valoró que la Consejería sí haya tenido en cuenta el planteamiento del sindicato de no tener que volver a las aulas para finalizar el curso, pero se quejó de que no se atienda la excesiva «carga de burocracia que soportan los docentes» y destacó la importancia de un Plan de Digitalización basado en recursos informáticos y de conectividad, formación al profesorado y creación de plataformas de contenidos digitales.