El Mercado de San Agustín abrirá para el Corpus y tendrá un aforo de 400 personas

i. g. villota | TOLEDO
-
En el exterior del edificio se instalarán marquesinas con jardineras - Foto: David Pérez

La mitad de los empresarios serán toledanos, los alquileres de los stands oscilan entre los 1.200 y los 5.000 euros y el objetivo de los impulsores del proyecto es que sea un espacio «popular» para el ocio

igaraciavillota@diariolatribuna.com

El mercado gastronómico de San Agustín abrirá sus puertas en el Casco a mediados de junio, con el objetivo de estar listo para el Corpus Christi, la fiesta más importante de la ciudad. La inauguración del espacio sufrirá un ligero retraso respecto a la fecha fijada hace unos meses, aunque las obras están avanzando a buen ritmo y ya rozan el 95 por ciento de ejecución, según explicó ayer el hostelero Eugenio Escalona, uno de los miembros de la empresa Gastrozoco SA, promotora del proyecto, añadiendo que el espacio cuenta con un aforo máximo de unas 400 personas.
A falta de los acabados y los detalles finales, ya están instaladas las cocinas y algunas de las barras del espacio, además de las baldosas hidráulicas que dan color a las paredes del edificio. Asimismo, los impulsores del proyecto apuntan que los stands tendrán una iluminación «muy teatral», con «fogonazos del luz» dirigidos a dar protagonismo al producto.
La mitad de los empresarios instalados en el edificio serán toledanos, mientras que el resto procederá de otros puntos del país. Los promotores del negocio subrayan que «serán los mejores» y aseguran que todos los locales están ‘vendidos’ y que la apertura de puertas se producirá con los locales a pleno rendimiento.
Los alquileres de los stands oscilan entre los 1.200 y los 5.000 euros y los empresarios empiezan a pagar una vez instalados. Y es que, el objetivo de los impulsores del proyecto es que sea un espacio «popular» y «de encuentro y ocio», donde «siempre haya gente», alejado del «elitismo» aunque con «el mejor producto y ambiente». «Lo que queremos es que quienes apuesten por el mercado tengan éxito, porque ese será el éxito de todos», apunta Escalona.
Un éxito que parece asegurado con la implicación de amantes de la gastronomía y profesionales de primer nivel como Pepe Rodríguez de ‘El Bohío’, quien ejercerá como asesor gastronómico del espacio. Además, los promotores prefieren no dar ‘nombres’ hasta que no estén todos los contratos firmados pero Escalona apunta a gastrónomos de primer nivel. «Por ejemplo, va a estar el profesional más reconocido en el mundo del queso, destacado asesor y jurado internacional en Nueva York o Londres», apunta.
 El mercado cuenta con cinco plantas. En el sótano, los restos arqueológicos encontrados se integrarán con la zona de las vinotecas. En la planta baja se ubicará «la zona del producto», contando  con una panadería, un espacio de embutidos, un rincón gourmet, una zona de la huerta, un sitio de postres y un bar-café.
La planta primera será la del ‘show-cooking’ y en ella habrá cocinas en directo, todas ellas «muy potentes». Además, contará con una marisquería, una zona de fritos y sartenes y otra zona de asados y parrillas.
La planta segunda será la de restauración, donde los toledanos y visitantes podrán sentarse en un restaurante y una hamburguesería, y contará también con una zona de exhibición.
Por último, la tercera planta, que estará cubierta, será una terraza ‘chill-out’ -decorada con un mural de color creado por el grupo de artistas urbanos ‘Boa Mistura’- donde se podrán tomar consumiciones.
Además, en el exterior se instalarán marquesinas. No serán las marquesinas con veladores y mesas al uso, sino que los toledanos y los visitantes se encontrarán con jardineras y un mobiliario combinando madera y metal.
El objetivo de los impulsores del proyecto es «revitalizar la plaza» de San Agustín, el Casco histórico y la ciudad Imperial. De hecho, están pensando presentar alguna iniciativa más en el futuro en esta línea.