1,3 millones para desplegar fibra a 12.000 toledanos

CM.
-
Milagros Tolón rubricó «orgullosa» este acuerdo con Beatriz Herranz. - Foto: Yolanda Lancha

Milagros Tolón rubricó con Beatriz Herranz un acuerdo por el que la fibra entrará en el Casco, en Montesión, La Pozuela-La Cerca, San Bernardo, Vega Baja, Circo Romano y la zona de Rigoberta Menchú. Los trabajos estarán finalizados en 2020

Con la pretensión de «comenzar ya, de forma inminente», la alcaldesa de Toledo expresó su «satisfacción» por la firma del convenio -ya anunciado hace meses- suscrito con la directora de Grandes Clientes y Administraciones Públicas de la Zona Centro de Telefónica España para el desarrollo de la fibra óptica en el Casco Histórico y en las zonas residenciales de Montesión, La Pozuela-La Cerca, San Bernardo, Vega Baja, Circo Romano y el entorno de la calle Rigoberta Menchú.
Este acuerdo, por el que la empresa se compromete a realizar el despliegue «durante este año y el próximo», apuesta por «beneficiar a otros 12.000 toledanos», porcentaje que representa el 15% de la población total de una ciudad que, con esta actuación,«tendrá acceso a la tecnología más avanzada en comunicaciones de banda ancha fija». De hecho, la finalización de este proyecto propiciará que «más del 95% de la población de la ciudad esté cubierta por fibra óptica». La inversión  total habrá supuesto 6,5 millones, de los cuales 1,3 millones corresponden al convenio firmado ayer.
En este punto, quiso Beatriz Herranz apreciar que este proyecto, en el Casco, «llegará a más de 3.600 hogares y 900 empresas, negocios y administraciones públicas», lo que  «potenciará tecnológicamente a los ciudadanos y al tejido empresarial de la zona». No olvidó señalar, la directora de Grandes Clientes y Administraciones Públicas de la Zona Centro de Telefónica España, que esta esperada llegada ha sido posible «gracias a los planes de despliegue confinanciados por las administraciones nacional, regional y local» y a partir de «la importante subvención llegada de la Unión Europea» que ha financiado «un 40%» de la inversión total.
Sobre los plazos con los que trabaja el equipo público-privado, Milagros Tolón reiteró que el proyecto comenzará «de forma inminente» en las diferentes zonas elegidas para este despliegue -Montesión, La Pozuela, San Bernardo, Vega Baja y Banderas de Castilla- para, «a partir de mayo entrar en el Casco Histórico «de manera rápida y regular» para, insistió, «todo debe estar culminado en 2020» concretamente a finales del próximo año.
Aprovechó la ocasión, la alcaldesa, para adelantar que ya están trabajando en desarrollar «diferentes acciones» relacionadas con la instalación de la fibra en otros barrios que aún no cuentan con esta cobertura como es el caso del barrio de  Vistahermosa.
«acto de justicia». Milagros Tolón no olvidó recordar que, con la firma de este acuerdo, «cumplimos un compromiso adquirido en la presente legislatura, que es ofrecer cobertura de fibra óptica a aquellos hogares, comercios y empresas de Toledo que todavía no disponían de este servicio, principalmente en el Casco Histórico».
Tras esta afirmación, reiteró que gracias a este convenio y al esfuerzo conjunto realizado «durante mucho tiempo», Toledo «es la primera Ciudad Patrimonio de la Humanidad de España en acometer un proyecto de esta características». Tarea, sentenció, «que no es fácil» por tratarse de «hacer llegar a una ciudad con una configuración medieval los servicios que demandan los ciudadanos de hoy en día», un reto, se felicitó, que «estamos superando y que nos va a convertir en referencia para otras ciudades históricas».
De hecho, consideró al alcaldesa que la llegada de la fibra óptica es un «acto de justicia» que permitirá que «estos toledanos accedan a prestaciones que ya disfrutan el resto de vecinos como un acceso rápido y ágil a Internet y todos los servicios que ofrece la red», algo que también «va a ser muy beneficioso para comercios y empresas».