IU pide una apuesta por las residencias públicas de mayores

J. Monroy
-

Su moción al Pleno municipal se puede traducir en una petición a la Junta de que reabra de una vez el Hopitalito del Rey

IU pide una apuesta por las residencias públicas de mayores - Foto: Yolanda Lancha

El Grupo Municipal de IU-Toledo lleva al Pleno municipal de este jueves una moción para propulsar un sistema de residencias de mayores público, universal y de calidad, que deje de estar medicalizado, y también quiere que la Junta se tome en serio la reapertura del Hospitalito del Rey. En estos momentos, se lamenta el portavoz de la formación, Txema Fernández, el sistema de residencias «está absolutamente desvirtuado», tras la muerte de cerca de 20.000 personas mayores en ellas, lo que supone un 70 por ciento de los fallecidos por Covid-19.
A su juicio, lo que la pandemia ha hecho es desnudar las vergüenzas de los centros residenciales de personas mayores  y dejado al descubierto un modelo de cuidados «que es insostenible». De ahí, apunta el portavoz de IU, la necesidad de comenzar a hablar de  un modelo alternativo, que garantice los cuidados en igualdad y justicia para todos.
El sector de las residencias, continúa argumentando Fernández, ha sufrido una privatización progresiva. La gran mayoría de plazas públicas en España están en manos de residencias que son privadas, por medio de conciertos, de forma que las residencias públicas son mucho menos. En realidad, este sistema «lo que hace es poner recursos públicos en manos de empresas privadas, que gestionan un servicio que a nosotros nos parece que tiene que ser universal y que acaba repercutiendo con enormes beneficios». Además, las residencias han dejado de ser «un segundo hogar para los mayores», para convertirse en un centro hospitalario especializado en personas mayores.
En Toledo. Precisamente, critica Fernández, la próxima residencia de Toledo, la del antiguo Mayol, parece que funcionará en ese régimen de concesión, «en el que las administraciones públicas conciertan con una empresa privada un número de plazas para personas que no tienen los recursos suficientes para pagar una plaza privada».
Para Fernández, Toledo se equivoca al seguir inaugurando residencias privadas y se olvida del Hospitalito del Rey, dotada con fondos públicos, que la Junta tiene cerrada. El Ayuntamiento, por lo tanto, debería impulsar esta reivindicación.
En la ciudad de Toledo hay 1.705 plazas de residentes, de las que 866 son de gestión privada y 939 de gestión pública, de las que gran parte corresponden a la Residencia Social San José, de la Diputación.
Contra este modelo, IU pone sobre la mesa un régimen público para las residencias. Quiere en Toledo residencias que garanticen la calidad y la justicia, que dejen de estar gestionadas por fondos empresariales que nada tienen que ver.