Prado exige «aislar de presión» a los jueces del procés

Álvaro de la Paz
-
Prado exige «aislar de presión» a los jueces del procés - Foto: Víctor Ballesteros

El portavoz de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria pide al poder político «evitar tensiones añadidas» ante el inminente inicio de la vista oral en el Tribunal Supremo

La inminencia del comienzo de la vista oral por el golpe independentista en Cataluña del otoño de 2017 marca la actualidad política. El juicio contra el procés secesionista, previsto para los próximos días, pondrá a los jueces del Tribunal Supremo en el centro mediático. «Evitar tensiones añadidas corresponde a los políticos», explicó Raimundo Prado, portavoz de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria. El magistrado conminó a los diferentes poderes ejecutivos a «aislar de cualquier presión, provenga de donde provenga» al Poder Judicial y les llamó a «evitar problemas y tensiones».
Prado recordó que su asociación apoya el orden constitucional vigente y los valores y la legalidad que emanan del mismo. Aunque no especificó su opinión sobre el juicio, sí se refirió a la dificultades surgidas para cubrir plazas de jueces y fiscales en Cataluña por la presión de la opinión pública local. «Sería absurdo negar que el ejercicio de la función jurisdiccional de los jueces en Cataluña, desde el punto de vista del contexto exterior y la presión que puedan tener, no es el mismo que en otras comunidades autónomas».
Preguntado por la posibilidad del indulto a los líderes secesionistas catalanes, siempre que estos resultaran condenados en sentencia firme, el portavoz de la Asociación Francisco Vitoria remachó el carácter exclusivamente judicial de los ponentes que lo dirimirán y la sujeción de los mismos a la ley. «El indulto es algo excepcional que está previsto legislativamente, pero que corresponde al Poder Ejecutivo», evocó Prado. «Los magistrados del Supremo harán su trabajo y en el tema del indulto no podemos entrar. Los jueces trabajamos para aplicar la Justicia: el indulto es una decisión política que tiene que darse por motivos muy excepcionales». 
El magistrado restó importancia al juicio contra el aparato político que proclamó la independencia de Cataluña. «El procés puede resultar muy significativo, pero la actividad judicial no para. Tan preparado está el juez Marchena [presidirá el juicio] como cualquiera de primera instancia».