La Audiencia no cree a Bárcenas en el caso de la basura

J.S.
-
Fachada de la Audiencia Provincial de Toledo. - Foto: Víctor Ballesteros

La Audiencia no ve delitos en la adjudicación del contrato de la basura ni de la existencia de una 'comisión' para financiar la campaña de Cospedal. Descarta la prevaricación, el cohecho y el delito electoral en unos hechos que datan de 2007

 La Audiencia Provincial de Toledo ha confirmado que no hubo delitos en la causa de la parte del caso Bárcenas referida a la supuesta adjudicación irregular de un contrato de basuras del Ayuntamiento de Toledo a cambio de una comisión de 200.000 euros para el PP de Castilla-La Mancha.
El tribunal ha desestimado el recurso interpuesto por Izquierda Unida y otros colectivos como Ecologistas en Acción contra el archivo de esta causa acordado en 2017 por el Juzgado de Instrucción número 3 de Toledo, que consideró que no se había acreditado «entrega alguna de dinero» ni tampoco «su relación casual con alguna decisión adoptada por funcionarios o autoridades públicas».
En un auto, al que ha tenido acceso EFE, la Audiencia considera también que no existen motivos que justifiquen la comisión de supuestos delitos de prevaricación, cohecho y delito electoral en unos hechos que datan de 2007, indagados judicialmente a partir de una declaración del extesorero del PP, Luis Bárcenas, en la Audiencia Nacional.
Bárcenas aseguró que la adjudicación del contrato de basura de Toledo a la empresa Sufi obedeció a los 200.000 euros que la firma donó al PP para la campaña electoral autonómica de la expresidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.
Respecto al delito de cohecho, sostiene que «no hay prueba alguna» que confirme que la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Toledo «recibiera cantidad alguna en relación al contrato de recogida de basuras».
Y califica la «teoría especulativa» de los recurrentes sobre los «manejos» de Luis Bárcenas con el PP de Castilla-La Mancha de «meras conjeturas aventuradas al socaire de la rivalidad política que carecen de reflejo probatorio alguno según las diligencias de investigación practicadas».