Aldea en Cabo, un asunto de Estado para el Senado

J.M.
-

El Gobierno responde a una pregunta de un senador por el despliegue de 28 militares en este pueblo de apenas 160 habitantes

Aldea en Cabo, un asunto de Estado para el Senado

El Gobierno de España ha respondido a la pregunta formulada el pasado día 8 de abril por el senador designado por el Grupo Parlamentario Izquierda Confederal, Carles Mulet, a cuenta del despliegue del Ejército durante el confinamiento en la localidad de Aldea en Cabo, de apenas 160 empadronados y perteneciente a la comarca de Torrijos. A buen seguro que los vecinos de ese municipio seguirán boquiabiertos la repercusión del pueblo en la actualidad nacional en un periodo tan convulso.
La pregunta de Mulet se limitaba a la expresión ‘¿Todo esto, para qué?’ después de la reproducción de una información de un medio de comunicación de ámbito nacional. Así, daba cuenta del despliegue de cinco vehículos ligeros y uno pesado con 28 militares de la Brigada Paracaidista que llegaron un domingo del pasado mes de abril al municipio. El teniente al mando había recibido una orden de la propia ministra de Defensa, Margarita Robles. Apenas unas horas antes, el periodista de la radio local La Buena Onda había detallado en un chat con el equipo de Comunicación del Gobierno de España que el Ejército no había pasado por este municipio a pesar de que el Gobierno presumía de que había recorrido todo el país con más de 8.000 operaciones.
La justificación a este despliegue militar en forma de respuesta del Gobierno de España llegó el pasado día 4 con la mención expresa de que las Fuerzas Armadas Españolas constituyen uno de los instrumentos al servicio del Estado para ser utilizadas en esta situación de alarma como apoyo a la población contra la pandemia.
«La actuación de las Fuerzas Armadas está supeditada a las distintas solicitudes de apoyo de las autoridades competentes con la priorización que determine siguiendo criterios operativos», afirma la respuesta del Gobierno de España ante el Senado.
Al respecto, el Gobierno de España detalla que el pasado 5 de abril se llevó a cabo una patrulla de reconocimiento en esta localidad, y el día siguiente los militares descontaminaron los siguientes objetivos: el Centro de Salud radicado en la carretera de Escalona, el Ayuntamiento y la oficina de Caja Rural en la plaza del Ayuntamiento, la tienda de ultramarinos y la farmacia de la calle Real y la plazoleta de la calle Cuatrocalles, por concentrarse el mayor número de ancianos de este pequeño municipio perteneciente a la comarca de Torrijos.