El arte quebrado de Pietrosanti

F. Rodríguez
-

El artista italiano Roberto Pietrosanti llega hoy a Toledo para instalar su obra 'Il giardino italiano' en el patio de la Colección Roberto Polo. Se tratará de un muro secode piezas apiladas que recreará las formas de los jardines renacentistas

La obra se instalará de forma permanente en el patio de CORPO, en el antiguo claustro del convento de Santa Fe. - Foto: Yolanda Lancha

Thomas Stearns Eliot, figura cumbre de la poética en lengua inglesa, escribió en su poema Tierra Baldía un verso que en breve cobrará vida en el centro de Toledo. «Estos fragmentos los he apuntalado contra mis ruinas», registró el genial artista británico-estadounidense, un concepto de imagen quebrada que ha recogido y hecho suyo el artista italiano Roberto Pietrosanti, y que se levantará próximamente en el patio de CORPO (Colección Roberto Polo. Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha), en el antiguo claustro del convento de Santa Fe.
Pietrosanti desembarca hoy en Toledo de la mano del coleccionista Roberto Polo para estudiar sobre el terreno la instalación de su obra ‘El giardino italiano’ (El jardín italiano), un muro seco de piezas apiladas, sin argamasa y con una altura de un metro, con el que dibujará y recreará las formas de los clásicos jardines renacentistas.
La instalación, que forma parte de la cesión hecha por el coleccionista Roberto Polo al Gobierno de Castilla-La Mancha, se quedará de forma permanente en el patio del museo y el propio artista italiano explicará hoy los detalles del proceso ante los medios de comunicación.
Recreación de la obra, realizada en muro seco de un metro de altura.Recreación de la obra, realizada en muro seco de un metro de altura. - Foto: La TribunaFragmentos de gravilla de piedra y escombros yuxtapuestos servirán para dar forma a una de las instalaciones estrella de la Colección Roberto Polo, que deberá contemplarse en su plenitud desde la segunda altura del antiguo claustro.
El artista Roberto Pietrosanti (L’Aquila, 1967) ha desarrollado su trayectoria a medio camino entre la escultura y la arquitectura. En su trabajo siempre ha destacado la influencia de autores como Bruno Ceccobelli, Fabio Mauri y Mauro Staccioli.
En el año 2000 ganó el concurso de conceptos para la reorganización de la Piazza Augusto Imperatore, en Roma. En España ha estado presente en la exposición ‘Monocromos. De Malevich al presente’, en el Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, en el año 2004, comisariada por la historiadora norteamericana Bárbara Rose y donde Pietrosanti dio forma a una pequeña arquitectura de piedra.
Participó en la 10ª edición de la Bienal de Arquitectura de Venecia de 2004. En el 2009 regresó a España para participar en el IVAM en la exposición Confines, comisariada conjuntamente por Vicenzo Trione y Consuelo Císcar, directora entonces del citado instituto valenciano.
En 2006 realizó una muestra individual titulada ‘Nel bianco’ en la galería AAM de Roma. En 2012 inauguró una instalación en la escalera exterior del Museo Ara Pacis, en Roma, que se trasladó posteriormente a la reserva natural de Tenuta dei Massimi en el perímetro de la capital italiana.
En 2013 exhibió su obra en la exposición Post Classici, celebrada en los Foros Imperiales y en el Palatino en Roma. Y ahora, en 2019, llega a Toledo para dejar su pétrea huella en la Colección Roberto Polo. Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla-La Mancha.
Pese a que hoy comenzarán los primeros trabajos de cálculo, dimensiones y estudio de cimentación, aún quedarán bastantes semanas para poder disfrutar en Toledo de una instalación única en toda España.