Los familiares de Roberto promueven otra batida por el río

J.M.
-
Los familiares de Roberto promueven otra batida por el río

Los vecinos de Casarrubios del Monte están convocados el domingo para peinar la orilla del Guadarrama. Un testigo situó el coche de Roberto García por la zona tras la desaparición

Más de cuatro meses han transcurrido desde la desaparición de Roberto García, un vecino de Casarrubios del Monte de cuyo paradero no se sabe nada desde el 18 de febrero. Ni la detención de un vecino suyo, que duerme en prisión desde hace un mes como sospechoso de la desaparición forzosa, ha servido para hallar una pista. Por ello, los familiares han convocado una nueva batida para el próximo día 30. Carlos, uno de los hermanos de Roberto, está «obsesionado» con que la orilla del río Guadarrama puede ser la clave.
Así lo explicaba ayer a este diario otro de los hermanos, Manuel. La zona fue peinada ya concienzudamente por la Policía Judicial de la Guardia Civil hace unas semanas sin encontrar rastro de Roberto. Sin embargo, Carlos cree que allí pudo estar Roberto tras la desaparición. Y se fundamenta en un hecho. Un testigo vio a lo lejos el mismo día 18 un vehículo similar al del hombre que fue alguacil de Casarrubios del Monte durante tres décadas. «Mira donde va el municipal», dijo en ese momento este hombre a su hija. «Es un vehículo no muy común», apostilla Manuel para dar credibilidad a este testimonio.
La familia de Roberto García ha convocado a los vecinos el domingo a las 7:30 horas en la plaza de toros de Casarrubios del Monte. «Llevad agua, algo de comida para evitar desfallecimientos, calzado apropiado. Importante: llevad el móvil bien cargado, algún palo o bastón que pueda servir de apoyo y chaleco reflectante para estar localizados. Todo el que disponga de vehículos: todo camino o todo terreno, traedlo», dice el anuncio publicado en las redes sociales por el Ayuntamiento sagreño.
Manuel indicó que los participantes peinarán la orilla del río y se meterán en el cauce, puesto que cubre apenas medio metro. En este sentido, espera la participación de decenas de vecinos de Casarrubios del Monte, de El Álamo (la localidad madrileña aledaña donde apareció el vehículo de Roberto) y de integrantes de agrupaciones de Protección Civil de municipios de los alrededores.
La familia encara esta batida como la primera de más rastreos hasta dar con el paradero de Roberto García, quien había vendido por 30.000 euros una casa meses atrás y de cuya desaparición no se sabe más que la detención e ingreso en prisión de un vecino suyo de la misma calle Postillón acusado de desaparición forzosa y delito continuado de estafa. «No hay palabras para explicar esto. Estamos deseando tenerlo con nosotros de una forma u otra», recalcó el hermano del desaparecido tras cuatro meses sin rastro del paradero.